Fundamentos del marketing: Mercado internacional

Estructura internacional de precios

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1240 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Vamos a repasar en este vídeo los factores que tienen influencia para elaborar los precios para los mercados internacionales.
06:07

Transcripción

El tema de la estructura de precios resulta muy delicado. Si somos muy baratos, hay que vender mucho para poder tener éxito. Además es posible que se nos perciba tanto a nosotros como a nuestros productos como proveedores baratos. Sin embargo si establecemos precios muy caros, corremos el riesgo de que nuestros productos no se vendan sino disponemos de un gran presupuesto para publicidad. No obstante, debemos orientarnos según los costes. A continuación tienes algunas ideas sobre la mejor manera de proceder. Imagínate que deseas ditribuir armarios en el extranjero. El precio base de 300 unidades monetarias, como euros o dólares, es el precio que se debió pagar por el armario para poder llevarlo al mercado objetivo. Ahora debes contar también con una serie de costes in situ para mantener toda la estructura al día, por lo que debes añadir aproximadamente un 30 % a los 300 euros o dólares. Así deberás pedir al menos 390 euros o dólares sólo para cubrir los gastos generales de empleados, almacenamiento in situ, gastos de promoción y similares. A estos gastos los llamamos gastos generales fijos. Pero el armario también debe aportar unas ganancias, digamos del 20 %, que también debemos incluir en nuestros cálculos. Así llegamos a un precio de 468 euros o dólares, incluyendo el margen de beneficios. Pero, ¿qué pasa cuando el cliente desea un descuento o nosotros mismos debemos o queremos hacer una rebaja? Tanto el descuento como la rebaja no deben reducir nuestras ganancias ni deducirse de nuestros gastos generales fijos. Por tanto lo mejor es incluir por ejemplo un 3 % de descuento y una rebaja del 10 % en los cálculos para tener algo de margen a la hora de negociar el precio con nuestros clientes. En el mejor de los casos, no realizamos rebaja ni descuento y de esta forma aumentamos nuestra ganancia. Al precio de venta neto, que asciende a 536 euros o dólares, debemos añadir todavía el IVA. Si el país de destino tiene un IVA como el alemán del 19 %, el armario costará 637 euros o dólares y 94 céntimos. Una gran diferencia con respeto a los 300 euros con los que iniciamos nuestros cálculos. A esta serie de cálculos los llamamos 'estructura de precios orientada a los costes'. Por tanto tiene sentido que nos orientemos según los costes que pudieran derivarse de la comercialización internacional del producto. Pero, ¿qué hacemos cuando el precio de venta bruto calculado de casi 640 euros o dólares es demasiado alto? No podemos ser caros, puesto que nuestros competidores piden un máximo de 600 euros o dólares. La solución está clara: debemos hacer todo el cálculo hacia atrás. Establecemos que nuestro producto debe costar un máximo de 595 euros o dólares incluyendo el IVA. Al descontarlo, llegamos a un valor neto de compra de 500 euros o dólares. También en este caso queremos volver a contar con cierto margen de negociación, e incluimos una rebaja del 10 % y un descuento del 3 % para poder volver a restarlos de precio cuando estemos negociándolo. Así llegamos a un precio de 436,50. Éste sería el precio de compra en efectivo; es decir, la cantidad que pediríamos si vendiéramos el producto al contado. De esta cantidad debemos restar todavía el margen del 20 % que representa nuestro beneficio, así como los gastos generales fijos que también contemplamos en nuestro cálculo anterior. Estos deben cubrir los gastos de empleados, almacenamiento, gastos de promoción, etc. Así llegamos a un precio base, el precio que nuestro producto debe costar, como máximo 279 con 81 céntimos. Unos 20 euros menos que la estructura de precios orientado a los costes. Aquí tenemos dos posibilidades: o conseguimos fabricar nuestro producto con un mayor ahorro o hacemos que su adquisición sea más barata. De no ser así deberemos contar un margen más estrecho y por tanto, unas ganancias menores. Ahora te quiero mostrar como no sólo el transporte sino también toda una serie de costes, puede influir en el precio de venta de por ejemplo una maquinaria pesada. Piensa en una máquina que en Estados Unidos cueste unos 30.000 dólares. ¿Qué precio sería el correcto a la hora de comercializarla en Japón? Vayamos paso por paso. El transporte de la máquina en un contenedor y el camión de la fábrica hasta el puerto ya suponen un coste. También hay que pensar en los seguros para que si se produjeran daños en el camino, no haya que enviar inmediatamente otra nueva. Y por supuesto, el transporte por vía marítima hasta alcanzar el puerto de destino. En nuestro ejemplo debemos añadir unos 5.400 dólares, por lo que el precio aumenta a más de 35.400 dólares. A continuación no sólo tenemos que añadir el IVA y los aranceles, sino también pagar a mayoristas, a minoristas, ya que estos no venden mercancía de forma gratuita. El precio de venta se ha ascendido por encima de los 50.000 dólares, es una diferencia muy notable en comparación con 30.000 dólares iniciales.

Fundamentos del marketing: Mercado internacional

Conoce la importancia de la investigación de mercado, la segmentación y la pieza central de marketing internacional: las diferentes estrategias de entrada a un nuevo mercado.

1:44 horas (25 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:13/10/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.