Desarrolla tu propia filosofía de liderazgo

Establece las normas del equipo

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Para guiar el pensamiento de tu equipo y establecer su rumbo, tienes que asentar normas. Deja claras cuáles son tus expectativas de rendimiento para el equipo, especialmente cuando no estés. Veamos algunos ejemplos.
04:26

Transcripción

Para guiar el pensamiento de tu equipo y establecer su rumbo, tienes que asentar tus normas. Deja claras cuáles son tus expectativas de rendimiento para el equipo, especialmente cuando no estés. Este tipo de normas vienen dadas en dos formas: los estándares específicos del contexto, que se relacionan con tu papel y el rol de tu equipo; y los estándares de conducta, que se relacionan con el comportamiento esperable de esos roles. Veamos algunos ejemplos. Yo dirigía una organización de atención al cliente y nuestros empleados hablaban con los clientes todos los días. Sus jefes y yo no podíamos supervisarlos ni escuchar todas las llamadas. Teníamos dos opciones: o les proporcionábamos una lista variada con todas las respuestas para cada tipo de cliente y cada caso o les dábamos reglas sobre cómo queríamos que se comportaran. Les dimos una regla, una máxima: "¿Esto es adecuado para el cliente? ". Una pregunta muy simple. La imprimimos en las alfombrillas para el "mouse" para que la tuvieran siempre presente. Cuando un empleado hablara con un cliente, tendría que preguntarse si su decisión era la adecuada. Si la respuesta era sí, podría continuar. Y si era no, tendría que ofrecer otra solución para satisfacer las necesidades del cliente. Este enfoque requería mucha formación previa para que los empleados supieran qué era correcto y qué no y a veces hacían demasiadas concesiones, pero les dimos una pauta sobre el comportamiento esperado que deberían seguir con los clientes. La segunda máxima que aplico en todos mis puestos es la regla del cadete: "no mentir, no engañar y no robar ni tolerar a quien lo haga". Es el código de honor militar. Lo tuve que aplicar durante cuatro años en la escuela militar y significa mucho para mí. Es una gran fuente de orgullo tener esa formación. La apliqué en todos mis trabajos. No voy a mentirte y decirte que nunca la incumplí desde que me gradué, porque sí lo hice y no estoy orgulloso. Haber incumplido la norma que me impuse a mí y al equipo no me enorgullece. Esa máxima me ha ayudado como forma de conciencia para recordarme que la había incumplido y que debía mejorar. También significó una línea roja para mis empleados, les advertí que no podían cruzarla o habría consecuencias, tuve que despedir a algún empleado que me había mentido. Esta máxima me acompaña en todos mis trabajos. Cuando crees tus máximas para las normas que quieres que cumpla el equipo, piensa en algunas centradas en tu puesto actual, pero que también te sirvan para cualquier trabajo del que seas responsable. Piensa si un miembro del equipo hizo algo que quisieras que los demás emularan. Esa conducta puede servir como base para tus máximas. Para el segundo caso, piensa en normas de conductas que no quieras que nadie viole y que todos deben seguir para formar parte de tu equipo. Este sistema de creencias, tanto si proviene de un jefe anterior, un familiar o alguna formación, te servirá como máxima universal para los estándares de tu equipo. Desglosa estas dos áreas, piensa en tu contexto actual y en un contexto que llevarás contigo a donde sea, para crear dos máximas que describan lo que esperas de tu equipo.

Desarrolla tu propia filosofía de liderazgo

Aprende a comprimir la filosofía del liderazgo en sus cuatro aspectos críticos: encaminarte, guiar el pensamiento, orientar a tus empleados y llevar una vida equilibrada.

1:23 horas (22 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:24/05/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.