Fotografía publicitaria: Teoría del color

Entender la densidad en las escenas

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Por muy simple que parezca, no debemos descuidar que las densidades en las imágenes influyen en nuestra percepción de las mismas. Siempre debemos valorar la intensidad antes de empezar a buscar recursos de color en nuestro discurso.

Transcripción

Uno de los conceptos básicos en fotografía serían estilos de clave alta o estilos de clave baja. La clave alta o la clave baja lo que hablan simplemente es de sobreexposición o subexposición. En principio, la exposición debería ser neutra en la mayoría de los casos, pero el discurso que podemos utilizar nosotros puede variar dependiendo de la sobreexposición o de la subexposición que demos a nuestra imagen. En el caso de la sobreexposición o de clave alta lo que hacemos es que las zonas más oscuras de la imagen tengan una exposición, digamos, neutra, y las zonas más claras tengan una sobreexposición o estén en la parte más iluminada de nuestro histograma. En este caso, vemos la exposición central como una exposición relativamente neutra. Es una escena de interior, no debería tener la iluminación que tiene la primera imagen puesto que si la lámpara nos da una iluminación el entorno exterior se supone que no tiene un foco iluminando todo lo que es la parte superior del techo. En el otro caso, que sería la subexposición o clave baja, tenemos una lectura completamente diferente. Los colores están bastante más apagados, los pocos que vemos. Y tenemos una lectura bastante más sucia de la misma imagen. Los negros están empastados, las zonas más claras de la imagen ya tienen muchísima densidad, es una imagen que pesa muchísimo, estamos viendo toda la textura de la piel, estamos viendo la textura de las hojas, vemos mucha textura en la mesa, aunque esté bastante subexpuesta, evidentemente. Vamos a ver ahora otra imagen. Y en esta otra imagen, lo que vamos a ver es lo mismo. Imagen de la izquierda, imagen sobreexpuesta o clave alta. Después tenemos una exposición óptima. Y después, en última instancia, tenemos una subexposición relativamente coherente, sin llegar a los extremos de la primera imagen. Tenemos esa subexposicion, y a esa subexposicion, además le hemos añadido un tinte más amarillento, que lo que hace es que la misma subexposicion nos tinte la imagen o tinte los blancos de un amarillo. El discurso es completamente diferente y es parte de lo que quiero que entendamos a la hora de jugar con las densidades. La misma densidad nos da limpieza, o nos da un poquito más de romanticismo en el caso de la última imagen que parece que hay un ambiente bastante más cuidado dentro de este recinto. El otro lo que da es limpieza. El otro, al estar sobreexpuesto, da sensación de que las texturas no pesan con lo cual, como no vemos texturas, damos la sensación de limpiar la misma imagen, Vamos a pasar a otra imagen. Y tenemos exactamente el mismo discurso pero con un retrato. Tenemos a una señora de edad madura, y, en este caso, vemos como la imagen cambia completamente de discurso. En la imagen de la izquierda de nuestra pantalla, la sobreexposición hace que la modelo parezca algo más mayor que en las otras dos imágenes. Si las compramos bien, vemos cómo vamos perdiendo o ganando algunos detalles. Por ejemplo, en la foto de la derecha, el cabello queda bastante mejor porque tiene textura. Pero en cambio la piel ha cogido muchísima textura y son más evidentes las arrugas, con lo cual deberíamos encontrar un mix entre ambas. No hay solución perfecta. Cada una de las imágenes nos está mostrando algo completamente diferente, puesto que las arrugas en las líneas de expresión son más evidentes que en los ejemplos anteriores y la piel se ve más opaca y sin brillo. A la hora de evaluar nuestras imágenes, debemos decidir qué densidad aplicamos a nuestras imágenes para expresar nuestro discurso.

Fotografía publicitaria: Teoría del color

Aprende a emplear los colores de la mejor manera posible para expresar emociones y transmitir sensaciones en tus publicaciones comerciales. Descubre cómo contar una historia.

1:01 horas (15 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.