Cómo decir que no

Elige un tipo de explicación

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Hay tres formas distintas de decir no en el caso de que alguien te pida ayuda. La mejor forma de que alguien acepte tu no es asegurarle que tu respuesta no le causa problemas a largo plazo. Ofrécele ayuda más tarde o aconséjale otro recurso.
02:54

Transcripción

Muchos piensan que decir que no es sencillo. Solo hay que decir «No». No es así. Hay tres formas distintas de decir que no en el caso de que alguien te pida ayuda. Primero pensemos en la respuesta más común. Es decir «Lo siento. Estoy demasiado ocupado y ahora mismo no te puedo ayudar». Si llegaste a la conclusión de que no puedes ayudarle, está bien, pero eso no quiere decir que no puedas ayudarle en otro momento. La mejor forma de que alguien acepte tu no es asegurarle que tu respuesta no le causa problemas a largo plazo. Ofrécele ayuda más tarde. Al decir que no, dile que espere un momento. Consulta tu agenda y di, «¿Qué tal a las dos? ¿Puedo ir a esa hora a ayudarte?» Si dices esto, debes ir a las dos, o dirás una cosa y harás otra, por lo que los demás no confiarán en ti. La segunda opción es decir que no y darle al otro un recurso más adecuado para ayudarlo y que funcionará mejor. Dependiendo de la naturaleza del trabajo, puede ser algo común y que no te resulte difícil, pero que podría hacer otra persona. Si hay algún compañero nuevo, recomiéndalo. Así podrías estar ocupado y ayudar de todas formas. Estas dos son respuestas positivas aunque digas que no. Después tenemos otra respuesta común pero improductiva. Es cuando decides decirle a alguien «Ese no es mi trabajo». Esta es una de esas frases que no es útil, aunque sea verdad. En la mayoría de puestos, los empleados tienen listas formales de sus responsabilidades. Nos solemos referir a ellas como la descripción del puesto. Cuando les piden ayudar a otro, como están muy ocupados o de malhumor, dicen «Ese no es mi trabajo». Cada vez que alguien dice eso, el otro, en vez de oír «Ese no es mi trabajo», oye «No me agradas», «Este equipo me da igual» y «Me da igual que te vaya mal». Esa frase se ha estigmatizado, así que te digo que la evites por otro motivo: no es productiva, de ayuda ni amistosa. En vez de eso, deberías ayudar. Di que no pero ayúdalo más tarde o di que no y dale la ayuda que necesita. En algunos casos, es alguien que quiere aprovecharse de ti y decir «Ese no es mi trabajo» puede ser aceptable, pero generalmente no lo es y dará una opinión negativa de ti. No se trata de decir que no, se trata de decir que no pero ser de ayuda. No caigas en la tentación de decir «Ese no es mi trabajo». En vez de eso, busca un momento para ayudarle o al menos intenta ayudarle buscando la ayuda que necesita. Si lo haces, estarás siendo de ayuda, a la vez que seguirás siendo productivo.

Cómo decir que no

Aprende a decir que no para organizar tu trabajo en función de la importancia y las metas que tú estás buscando, siempre de forma honesta, positiva y respetuosa.

20 min (8 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:27/12/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.