Cómo ejercer tu influencia

Elige a la persona pertinente

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1199 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
A veces está claro a quién tienes que influir y qué quieres que haga. Otras, sobre todo en el trabajo, donde las líneas de la influencia son menos claras, puedes influir a la persona equivocada, de forma inadecuada y por motivos erróneos.
04:07

Transcripción

A veces, está claro a quién tienes que influir y qué quieres que haga. Otras, sobre todo en el trabajo, puedes influir a la persona equivocada, de forma inadecuada y por motivos erróneos. Lo he visto muchas veces. Elige bien la persona para no minar tus objetivos. Un ejemplo. Asesoré a un ejecutivo que llamaremos Suneil que estaba frustrado porque su ascenso estaba tardando. En nuestros encuentros, criticaba a su jefa, que no era perfecta pero, ¿quién lo es? Él creía que ella era la responsable del retraso de su ascenso, pero resultó no ser así. Ella no tenía la autoridad de ascenderlo. En esta organización, los ascensos los determinaba un comité, y ella ya les había hablado de Suneil. Al pagar sus frustraciones con ella, Suneil estaba empeorando su relación con la única persona que estaba al 100 por cien de su parte, estaba perjudicando su objetivo. Influía en la persona equivocada de forma inadecuada por los motivos erróneos. Ella era una buena jefa y estaba de su parte. Incluso le aconsejaba. En la cultura de esa empresa, los miembros del comité necesitaban más que la opinión de un jefe. Querían más pruebas. Los empleados del nivel de Suneil tenían que tomar su propia iniciativa para desarrollar relaciones en toda la organización. Su jefa no podía hacerlo. No era ella la que tenía que hacer algo más, sino él. Él quería que fuera más fácil. ¿Y no lo hacemos todos? Para él era más fácil culparla a ella que ejercer influencia sobre todo el comité. No lo critico. Es natural. Nos ocurre a todos. Era un gran trabajador, las cosas no son siempre justas, y tenía motivos de frustración, pero estaba pagándolo con su objetivo más cercano, que era el equivocado. Me recuerda a una cita de William Ury: «Si estás enfadado, dirás algo de lo que te arrepentirás». No caigas en esa trampa. No descargues tu frustración, dirige tu influencia. Elige a la persona correcta. ¿Cómo? Paso uno, para cada una de tus metas, enumera las personas que toman la decisión. ¿Quién tiene el poder de decir que sí o no? ¿A quiénes afectarás más si consigues o no tu objetivo? Haz una lista con nombres. Suneil tendría que escribir los miembros del comité de promociones. Son las primeras personas en las que tiene que influir. Paso dos, para cada persona de la lista en quien no puedas influir, escribe otra que pueda influir en ella. ¿Quién influye en las personas más difíciles de influir? En el caso de Suneil, había algunas personas en las que tenía que influir indirectamente. Puedes dibujar un diagrama. Lo hago cuando asesoro a los directores de empresas. Pon tu objetivo en el medio y coloca alrededor los nombres de los que tomarán la decisión. Este es el paso uno. Paso dos, ¿quién influye en los que toman la decisión? En el caso de Suneil, añadimos varias personas influyentes de segundo nivel, que interactúan directamente con las personas del comité más difíciles de influir. Entonces elegimos con quién del segundo nivel podría conectar Suneil. Ya podía centrar su energía en influir de forma constructiva en las personas adecuadas en vez de andar en círculos de culpa y frustración. Le llevó tiempo y esfuerzo, pero era lo adecuado, y por el comité se corrió la voz del buen trabajo que hacía y consiguió su ascenso. Tanto si tu objetivo requiere influir a una como a varias personas, no pierdas el tiempo ni perjudiques tus objetivos influyendo en la persona incorrecta sobre las cosas erróneas. Para conseguir lo que quieres, elige a la persona correcta.

Cómo ejercer tu influencia

Ejerce influencia en otras personas gracias a unas metodologías probadas científicamente con las que aprender a determinar los mejores pasos cuando los demás busquen tu consejo.

1:21 horas (28 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.