Cómo comunicar de forma efectiva por email

El saludo del correo

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1203 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Un saludo no es simplemente una cuestión de cortesía, sino una invitación a seguir leyendo, y por lo tanto debe estar estructurado más allá de una única frase que solo representa un saludo ceremonial y poco más.
03:17

Transcripción

Vamos a empezar a trabajar con el contenido del correo electrónico y lo primero que tienes que hacer es saludar. Así solemos empezar un correo electrónico con un simple "Hola" que está muy bien para una relación de proximidad, pero cuando se trata de correos más allá de la familia y amigos la cosa cambia bastante. Para empezar, un saludo no se remite a un único "Hola" cuando estamos trabajando sobre un correo electrónico de trabajo o comercial. Es algo un poco más elaborado e incluso complejo. Para empezar, un saludo comercial o profesional requiere de una estructura y también depende de si es un primer contacto o un contacto continuado. La estructura de un saludo empieza por citar específicamente al destinatario dándole el correspondiente tratamiento si fuera necesario. Tienes que tener en cuenta que no todo el mundo está dispuesto a ser saludado sin el tratamiento oportuno y además una vez te acostumbres a ello ya no te resultará un problema. El tratamiento coloquial tampoco es el más adecuado en estas circunstancias y, de hecho, el propio saludo marca el tono del resto del correo especialmente cuando se trata de primeros correos electrónicos. La fórmula adecuada es: "Estimado Carlos:" y si fuera necesario añadir el tratamiento de la persona, sobre todo cuando se trata de primeros contactos o de personas que por falta de familiaridad o cargo requieren del tratamiento adecuado en todas las ocasiones, y así usaremos: "Estimado Don Carlos Burges:". Cuando se trata de un segundo o tercer contacto o contactos posteriores usaremos una fórmula un poco más familiar manteniendo la misma estructura de saludo simplemente eliminando el apellido. Después de esa primera línea de saludo vamos a trabajar con el post-saludo. El post-saludo es un único párrafo que permite crear cierta relación inicial antes de empezar a trabajar con el contenido "real" del correo electrónico. Es generalmente un texto convencional para evitar entrar en materia demasiado deprisa especialmente cuando trabajamos con personas que reciben un primer correo electrónico o con personas con las que no tenemos la suficiente confianza para dejar la comunicación formal aparte y entrar en materia directamente, algo que ocurrirá, sin duda alguna, más adelante conforme se vaya cimentando la relación con esa persona en concreto. El post-saludo, especialmente cuando se trata de primero contactos, es una composición de un par de líneas en la que buscaremos empatizar con el receptor del correo electrónico. Es, de hecho, una forma de romper el hielo en la comunicación con la persona en cuestión. El post-saludo no tiene porque ser muy largo y, de hecho, es una fórmula convencional de net-etiqueta. Una o dos líneas a lo sumo es más que suficiente. El gran problema es qué poner en ese par de líneas. El truco para crear un buen post-saludo es jugar la baza del agradecimiento, lo que nos permite empatizar con el receptor del correo indicándole que estamos muy agradecidos porque nos dedique unos minutos de su valioso tiempo para leer el correo electrónico que le enviamos. Mientras que el asunto es el gancho para que el receptor abra el correo electrónico más o menos inmediatamente, el saludo es la tarjeta de visita para poder conseguir que el receptor lea todo el resto del correo electrónico.

Cómo comunicar de forma efectiva por email

Gana eficacia en la comunicación por correo electrónico aprendiendo trucos como crear asuntos adecuados, saludos y despedidas o la mejor forma de adjuntar archivos.

1:41 horas (33 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:3/05/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.