Gestión financiera: Punto de equilibrio

El punto de equilibrio financiero

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Una posibilidad muy poco conocida, pero importantísima, es calcular el punto de equilibrio financiero. Es decir, teniendo en cuenta los flujos de tesorería.
04:50

Transcripción

La mayoría de las empresas al conocer esta cifra se sienten más seguras. Saben que no pueden retroceder de este punto crítico y ya son poseedoras de una medida de control que les mantiene vinculadas a la realidad. Pero el cálculo del punto de equilibrio tal y como lo conocemos ahora frecuentemente no resulta suficiente para todas las empresas. Los motivos son los siguientes: en la realidad de un negocio, además de los costes fijos y variables, las empresas también tienen que hacer frente a algunos pagos que no están dentro de los costes porque no lo son; por ejemplo, la parte de capital que hay en las cuotas de préstamos que se pagan mensualmente. El empresario recibió un préstamo para adquirir un bien y cada mes lo va reintegrando, lo va devolviendo al banco o la entidad que se lo prestase. Creo que estoy describiendo una imagen bastante típica de cualquier empresa. El empresario, por otro lado, anhela y desea obtener un beneficio determinado para poder repartir dividendos y compensar tanto a él como al resto de socios que pusieron un dinero al inicio de la actividad y tuvieron la idea de realizar este proyecto. Y no solo eso, el empresario también deseará poder pagar deudas generadas en años anteriores, quizá provenientes de los difíciles momentos del inicio de la empresa. Esto significa que no pueden conformarse con alcanzar el punto de equilibrio, porque aunque consigan pagar todos sus costes, no le permitirá cumplir con esas otras obligaciones ni satisfacer el resto de deseos que acabamos de comentar, y esto le podría generar problemas, desconfianza y el consiguiente peligro de quiebra y cierre de la empresa. Pero para todo hay una solución y vamos a mostrar que podemos hacer frente a todas estas necesidades, insisto, desde un punto de vista práctico del funcionamiento real de una empresa, por lo que procederemos a redefinir la fórmula del punto de equilibrio que conocemos, a cocinarla con una variante que contiene algunas modificaciones, de manera que queden solucionados los anteriores problemas. Los ingredientes para calcular este nuevo punto de equilibrio, tomando un periodo de un mes, serían: el promedio de costes fijos mensuales de la empresa. Nos tenemos que acostumbrar a utilizar siempre promedios. Es más riguroso y más exacto porque no todos los meses tenemos los mismos costes. Por ejemplo, los seguros suelen ser anuales, no se registran todos los meses. Puede ser que se concentren solo en uno o dos meses. Igual pasa con el recibo de la electricidad, que en algunos países y en algunas regiones se emite bimensual, es decir, meses alternos y esto ocurre con un sinfín de costes. Por lo tanto, es muy aconsejable utilizar promedio de costes mensuales. El resto de componentes que nos encontraremos sería: el total de las cuotas de amortización de capital de préstamos –este es un ingrediente nuevo–; el porcentaje que representa el coste de la materia prima y otros costes variables respecto del total del precio –es el ya conocido ratio del coste variable–; el porcentaje de beneficio exigido, que será un porcentaje sobre las ventas que le exigimos a la empresa y este es el otro ingrediente que hasta ahora no había aparecido porque en las fórmulas para el cálculo del equilibrio tradicional esto no se tiene en cuenta. Se calculan según vemos en la fórmula de la imagen y nos da un resultado que sí responde más a las necesidades reales de las empresas, las que necesita la empresa mes a mes para seguir gestionando con éxito. Por ejemplo, una empresa que tiene un promedio de costes fijos de 50 000 euros en alquileres, seguros, electricidad, sueldos fijos, amortizaciones, etc., y su coste variable, la materia prima, representa el 50 % del valor del precio de cada venta. Además, y esta es la novedad del punto de equilibrio financiero, cada mes en los recibos del préstamo que tiene con el banco figuran 500 euros como amortización de capital; los intereses van aparte y ya están incluidos en los costes fijos. La pregunta que nos formulamos sería: ¿Qué nivel de producción debería realizar como mínimo para poder atender todas las obligaciones descritas, pagando el préstamo y, además, ofreciendo un 5 % de beneficio? En este caso, resolviendo la sencilla fórmula, sustituimos las cantidades y obtenemos la solución, que será una actividad mínima de 110 000 euros, que nos permitirá pagar los costes, devolver los préstamos y ofrecer el beneficio a los socios.

Gestión financiera: Punto de equilibrio

Domina el concepto de punto de equilibrio y el modelo de cálculo en el ámbito empresarial fundamental para la buena salud de una empresa y para garantizar su supervivencia.

1:32 horas (21 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:30/03/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.