Gestión financiera: Punto de equilibrio

El punto de equilibrio calculado en unidades

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Una de las vertientes del punto equilibrio es su cálculo en términos de unidades de producción. Vamos a estudiar esta vertiente en este vídeo.
04:42

Transcripción

En una primera aproximación al cálculo de punto de equilibrio, como si de una receta de cocina se tratara, debemos saber qué ingredientes necesitaremos. Primero, el promedio de costes fijos que tiene la empresa expresado en euros. Y segundo, la diferencia entre el precio de venta del producto que vendemos y su coste variable. El coste variable recordemos que será el necesario para producirlo o adquirirlo. Todo ello debe venir expresado igualmente en euros. También sabemos que esta diferencia, venta menos coste variable, se llama margen de cobertura o margen de contribución; y que si está referido a un solo producto, lo denominamos margen de cobertura o de contribución unitario. En este punto siempre insisto que el margen de cobertura nunca puede ser negativo. Mejor dicho, nunca debe ser negativo. Si el margen de cobertura es el beneficio que cada producto deja la empresa y con el que deben pagarse el resto de costes fijos, es evidente que si esa cantidad fuese negativa, querría significar que los propios costes variables ya supondrían pérdidas. Y, por tanto, no solo no contribuye a pagar el resto de costes, sino que cuanto más produzcamos y más vendamos, paradójicamente, más perdemos. Esto es algo muy muy básico en costes. Volviendo a la forma de calcular el punto de equilibrio en unidades físicas, se obtiene mediante la siguiente división: costes fijos dividido entre el margen de cobertura unitario. El resultado obtenido serían las unidades de producto necesarias para que, al venderlas, podamos asegurar que pagamos de forma exacta todos nuestros costes fijos y variables. Es decir, todos nuestros costes. Pero sin obtener ganancias. A partir de esa cifra de producción, la empresa generará beneficio económico. Vamos a ver un ejemplo muy clásico y muy típico para este cálculo. Se organiza una jornada solidaria que incluye un concierto y después una comida. El precio por asistente lo hemos fijado en 50 euros. Para la comida se ha contratado un cáterin al que pagamos 20 euros por cada comida. Y a la orquesta le pagaremos 1200 euros. Debemos conocer cuál es el número mínimo de asistentes para cubrir todos los gastos que nos va a generar esta jornada solidaria. ¿Será suficiente con 10 o con 12 o con 20 o con 18? En este caso, ¿cuál es el coste fijo? La orquesta, porque hemos acordado pagarle 1200 euros con independencia de las entradas que vendamos. Es un precio fijo. Por otro lado, el coste variable será el del cáterin, que pagaremos por asistentes, y en el caso de no tener ningún asistentes, no tendríamos ningún gasto de comida tampoco. Lo calculamos fácilmente con la fórmula que acabamos de ver. Para ello dividiremos 1200, que son los costes fijos, entre 30, que es la diferencia entre el precio de venta de la entrada y el coste del cáterin. Y el resultado será 40 asistentes mínimos para no perder dinero en la organización del evento. Es sumamente útil, porque si decidimos que 50 euros es un precio muy alto y consideramos más interesante fijar la entrada en 40 euros, lo recalcularíamos para saber que, en estas nuevas condiciones, no perder dinero requiere una asistencia mayor. Concretamente, subiría a 60 personas. Aunque quizá un precio más bajo, más atractivo, consigue interesar a mayor número de personas y consideramos la jornada más exitosa. La decisión para organizarlo es muy fácil si conocemos estos datos. ¿Cierto? En el caso de la fábrica de mesas, si los costes fijos al mes son 10 800 y el margen de cobertura unitario es de 90 euros, 150 precio de venta menos 60 del coste variable de la mesa, ¿cuántas mesas necesitará fabricar para llegar al punto de equilibrio? Como en el caso anterior, dividiremos 10 800 entre 90 y efectivamente el resultado será 120. Por tanto, esas son las mesas necesarias para asegurar que no tendremos pérdidas. Y a partir de la mesa 121 obtendremos beneficio. Concretamente 90 euros por mesa, que ya no se destinarán a cubrir costes fijos, puesto que se han cubierto con las primeras 120 mesas.

Gestión financiera: Punto de equilibrio

Domina el concepto de punto de equilibrio y el modelo de cálculo en el ámbito empresarial fundamental para la buena salud de una empresa y para garantizar su supervivencia.

1:32 horas (21 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:30/03/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.