Migración de Windows a macOS

El Finder en MacOS

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1218 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
El Finder es el equivalente en el Mac al explorador de archivos de Windows y gestiona ventanas, archivos, visualización, ordenación de archivos y también los procesos de copia de archivos, además de otras características exclusivas del Mac.
09:34

Transcripción

El Finder es el equivalente al explorador de archivos de Windows. Por defecto, está siempre activado y su icono está representado en el Dock, en la esquina izquierda del mismo. Y, de hecho, cuando trabajes con el Dock puedes activar ciertas opciones del Finder directamente haciendo clic con el botón alternativo del ratón o el gesto con dos dedos del trackpad para crear una nueva ventana del Finder, una nueva carpeta inteligente, buscar, ir a una carpeta específica, conectar a un servidor o mostrar todas las ventanas. Cuando trabajamos con una aplicación y el Finder, de hecho, no es una excepción, todas estas aplicaciones tienen una cosa que se llama preferencias, es decir, nosotros podemos definir cómo se comportará esa aplicación basándose en una serie de características propias. Las preferencias están siempre en el menú que porta el nombre de la aplicación que estamos ejecutando y al activarlas nos aparecerá una ventana con la que podremos trabajar. En este caso, el explorador de archivos del Mac, el Finder, tiene una opción, una primera pestaña, que se llama General, que nos permite mostrar todos los discos duros del equipo en el escritorio. En Windows, no es habitual que se muestren estos discos duros y desde hace varias versiones de Mac OS, antes OS X, tampoco se muestran pero podemos mostrarlo. Al hacer clic nos aparecerá nuestro disco duro de arranque y podemos marcar las correspondientes casillas para que se muestren también los discos externos, ya sean memorias USB, tarjetas, etcétera, discos CD, discos DVD y iPod y además los servidores conectados. Aquí podemos configurar también cómo se mostrarán las nuevas ventanas del Finder cuando creemos una nueva ventana. Si recuerdas, cuando hemos hecho: Archivo, Nueva ventana del Finder, por defecto se crea en "todos mis archivos". Aquí yo puedo seleccionar qué tipo de contenido se mostrará cuando cree una nueva ventana. Puede ser el "inicio", donde se mostrarán las carpetas del sistema y a partir de ese punto, navegar: Macintosh HD, el disco duro de arranque, mi carpeta de usuario, el escritorio, mi carpeta de documentos o puedo seleccionar otra carpeta e ir navegando a través de la estructura de archivos para acceder a una carpeta en concreto. Por defecto, está colocado en "todos mis archivos", porque se mostrará de forma inteligente los últimos archivos que has estado utilizando. Adicionalmente, tienes una característica que es abrir carpetas en pestañas y no en ventanas. En la gestión de ventanas veremos cómo al pulsar el atajo de teclado Comando + T se crean pestañas que realmente no son más que ventanas que aprovechan el mismo espacio de la ventana inicial. Vamos a cerrar estas pestañas haciendo clic en la pequeña cruz y vamos a seguir trabajando con las preferencias del Finder. Después están las etiquetas. Yo puedo asignar etiquetas a un disco duro, a una carpeta, a un archivo, para identificarlas con un código de colores. Esto me permitirá añadir un sistema de organización adicional que es muy fácil de aplicar. Realmente, si yo creo una nueva carpeta haciendo clic con el botón alternativo del ratón o el gesto con los dedos en el trackpad, al hacer de nuevo clic e invocar el menú contextual puedo asignarle una etiqueta. Después están las opciones de la barra lateral. La barra lateral, que se gestiona directamente desde el menú Visualización y me permite decidir si quiero que se muestre cuando tengo una ventana seleccionada esa barra lateral. Dispongo de una serie de alias o accesos directos que me permiten dirigirme a ciertas partes del sistema, por ejemplo, a la carpeta de aplicaciones, al escritorio, a mi carpeta de documentos. Yo puedo definir las preferencias del explorador de archivos del Mac. ¿Qué carpetas quiero que se muestren? Puedo hacer clic y vemos cómo se van añadiendo estas diferentes ubicaciones. De hecho, puedes personalizar en cualquier momento esta característica añadiendo una nueva carpeta. Por ejemplo, yo tengo una carpeta que se llama'proyecto X'. Solo tengo que seleccionar el icono del archivo y pulsar la tecla de retorno de carro para entrar en modo edición o renombrar el archivo y la vamos a llamar 'Proyecto X. Y lo que haré será desplazarlo. Y vemos cómo puedo copiar directamente esa carpeta allí donde haya posibilidad de copiarla, situando el icono encima. O puedo, si os fijáis en esa pequeña línea con el círculo a la izquierda, ubicar esa carpeta ahí. De hecho, puedo pinchar y desplazarla donde me interese para que se muestre en la barra lateral de la ventana. Al hacer clic evidentemente en esa carpeta seré redirigido y me aparecerá una ventana con el correspondiente contenido, en este caso, de esta carpeta. Puedo crear, por ejemplo, una nueva carpeta o incluso puedo rápidamente reorganizar a través de la barra de opciones la forma en la que se va a mostrar esta ventana. Por último, tengo la opción de Avanzado. La opción de Avanzado me permite definir cómo se van a mostrar ciertas características propias de este explorador de archivos. Para empezar, puedo indicarle que se muestren las extensiones de los nombres de archivo. En el Mac también se utilizan las conocidas extensiones, pero por defecto están ocultas. Si yo marco esta casilla, se mostrarán las extensiones de los nombres de archivo. Se mostrará también un aviso antes de cambiar una extensión, para que no arruinemos un documento. Es una casilla que viene marcada por defecto. También, mostrar un aviso antes de eliminar ítems de iCloud Drive, el servicio de archivos en la nube que viene por defecto con tu Mac y del que hablaremos más adelante, mostrar un aviso antes de vaciar la papelera, una tarea que es tan sencilla como coger una carpeta, arrastrarla y llevarla a la papelera. Y si hacemos clic con el botón alternativo del ratón o el gesto con dos dedos y le decimos "vaciar papelera", vemos aquí una notificación que se gestiona directamente desde esta preferencia. Vaciamos papelera. Y después, tenemos opciones que nos permiten eliminar los elementos de la papelera al cabo de 30 días, lo cual es muy útil, porque no nos tenemos que preocupar de esos archivos y después mantener las carpetas arriba al ordenar por nombre. Esta es una característica que me permite, cuando tengo muchos archivos, que las carpetas estén siempre en el modo lista siempre en la parte superior. Después tengo opciones específicas a la hora de elegir dónde quiero que se inicien las búsquedas: si buscar en este Mac, buscar en la carpeta actual o usar alcance de la búsqueda anterior. Después, en el Finder puedo gestionar muchas otras cosas, porque el Finder realmente gestiona un buen montón de cosas. No solo gestiona cómo se muestran las ventanas, también gestiona los procesos de copia, también gestiona el aspecto de las diferentes ventanas y su personalización, los modos de visualización y alineación de contenido, la posibilidad de saltar directamente desde aquí a cualquiera de las carpetas. Y si te fijas en el Finder y, de hecho, en todas las aplicaciones, te encontrarás que junto a las opciones que se muestren en los menús hay un correspondiente atajo de teclado para que los vayas aprendiendo y no tengas que desplazarte con el ratón para buscar esas opciones, sino que las ejecutes directamente a través de atajos de teclado. Después están las opciones de Ventana y la Ayuda, que es común a todas las aplicaciones y se mostrará allí y en función de la aplicación que tengas seleccionada te mostrará la ayuda de esa aplicación y, adicionalmente, la ayuda del sistema u otras aplicaciones. El Finder es un excelente gestor de archivos y lo vas a usar prácticamente de forma transparente, aunque vamos a profundizar con algunas de esas características propias de este gestor de archivos.

Migración de Windows a macOS

Da el salto de Windows a Mac sin temor a perder tiempo, centrándonos en cada punto importante del sistema operativo para adaptarte al ambiente Mac de forma rápida y productiva.

3:15 horas (50 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:5/05/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.