Trucos de productividad para programadores

El día de limpieza

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Te presentaré uno de mis trucos personales para mantener el rendimiento al máximo y evitar que ninguna tarea se atrase de más.
03:04

Transcripción

Hace ya un tiempo, recuerdo que un gran amigo de la infancia tenía su cuarto lleno de juguetes. Eso es bastante normal, pero mi amigo era un caso especial. Los mantenía siempre inmaculadamente ordenados y clasificados por temas, incluso algunos en su caja original. El detalle está en que mi amigo no era el tipo de persona obsesiva-compulsiva que se la pasa haciendo orden y, de hecho, nunca lo vi ordenando sus cosas. Aún así siempre recuerdo que al ir a jugar a su casa era como pasar por la juguetería. Cos años, ya de adultos, le fui a visitar a su oficina y descubrí que allí también mantenía el mismo orden. Cada libro ordenado por tamaño, los suplementos de oficina en su lugar y hasta un manojo de lápices perfectamente afilados. No aguanté más la curiosidad y le pregunté cuál era su secreto y allí me reveló la técnica del día de limpieza. El día de la limpieza es dedicar periódicamente un tiempo únicamente para ordenar y dar mantenimiento. Mi amigo solamente mantenía un orden mínimo en sus cosas durante los días normales, pero una vez cada cierto tiempo se dedicaba a ordenar y clasificar a fondo. Esta técnica aparentemente simple puede ser muy poderosa para garantizarnos que siempre nos vamos a mantener al día y que no se nos va a escapar ninguna tarea. Para esta actividad busca el día de la semana en el que tienes menos trabajo pendiente o en el que te encuentres más motivado. El viernes es un excelente día para dedicar a la limpieza. Pero algunos desarrolladores, en especial los que tienen que ver con agencias o medios de comunicación, tienen que trabajar más duro en ese día y dejar todo listo para el fin de semana. Si ese es tu caso, te recomiendo que busques otro momento. Tal vez a la mitad de la semana. Una vez que encuentres el día perfecto para ti, crea una alerta recurrente en tu calendario y mentalízate para que ese día de la semana a esa hora vas únicamente a dedicarte a la cacería de tareas pendientes. Comienza por el correo electrónico. Responde todos los correos que tengan más de un día esperando en tu bandeja. Tu objetivo debe ser dejar tu bandeja de entrada vacía. Luego revisa tus tareas atrasadas. antes de trabajar en ellas, asegúrate de que aún estén vigentes y sea necesario solucionarlas. En ocasiones al resolver otras tareas durante la semana, los problemas que quedan rezagados se solucionan por añadidura o los puede realizar otra persona. Trata de resolver todas las tareas pendientes que puedas, incluso las de prioridad baja. De ser posible, después de un día de limpieza, no debe quedar ninguna tarea pendiente. Aprovecha también para darle mantenimiento a tu equipo y a tu entorno de trabajo. Limpia tu escritorio, el del ordenador y el tuyo también, ordena los elementos a tu alrededor, recoge papeles y deshazte de cualquier cosa que no necesites. La primera vez que hagas limpieza, es posible que te tome bastante tiempo. Tal vez el día entero, pero si haces limpieza a fondo, notarás que cada vez tienes menos tareas pendientes para este día. Cada vez tienes menos correos atrasados y papeles por tirar. Con el tiempo te tomará solo un par de horas, incluso unos minutos. Al tener un día para cerrar tareas atrasadas, te aseguras de que no pasará más de una semana antes de que resuelvas cualquier tarea pendiente y de paso vas a mantener limpia y aceitada tu máquina imparable de productividad.

Trucos de productividad para programadores

Lleva tu productividad al máximo gracias a una serie de trucos, técnicas y consejos que ayudarán a una mejor organización de tareas y tiempo y a una mayor capacidad creativa.

1:10 horas (24 Videos)
Actualmente no hay comentarios.

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.