Fundamentos de la gestión de proyectos: Riesgos

El análisis cuantitativo de los riesgos

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Después de haber realizado un análisis cualitativo, dirige un análisis cuantitativo de los riesgos más significativos. El análisis cuantitativo es el proceso que te orienta sobre cuánto puedes gastar para solucionar un riesgo.
04:00

Transcripción

Los riesgos son como los fantasmas: si los ignoras, pueden perseguirte y estarán esperando a que estés distraído. Debes prestarles atención antes de que siembren el caos en tu proyecto. ¿Cómo puedes saber a qué riesgos enfrentarte y cuándo debes solventarlos? Después de haber realizado un análisis cualitativo, dirige un análisis cuantitativo de los riesgos más significativos. El análisis cuantitativo es el proceso que te orienta sobre cuánto puedes gastar para solucionar un riesgo. Por ejemplo, no te conviene gastar 10 000 dólares para abordar un riesgo que te costaría 5 000. Voy a mostrarte una serie de pasos para que sepas si estás trabajando con el riesgo adecuado. El primero es analizar más de cerca la probabilidad de que ocurra cada riesgo. Como en esta fase del análisis cuantitativo queremos una estimación más precisa, voy a asignar una probabilidad en incrementos de 10, 10 %, 20 % y así sucesivamente. El segundo paso es estimar el costo para el proyecto o la organización si sucediera el riesgo. La cantidad concreta de dinero dependerá del presupuesto general de tu proyecto. Si tienes un proyecto de 100 000 dólares de presupuesto o menos, puedes calcular el costo en incrementos de 5 000 dólares. Para presupuestos de medio millón o menores, yo haría cálculos en incrementos de 10 000 dólares. Y para un presupuesto total de un millón de dólares o más, usaría incrementos de 50 000. Y si estás manejando proyectos multimillonarios, deberías coordinar planteamientos más detallados para estimar el impacto de los riesgos. El tercer paso es multiplicar tus cálculos por la probabilidad y el impacto y organizar las respuestas de forma que tengas una guía para determinar cuáles son los riesgos más importantes que deberías remediar ya. Por ejemplo, si el riesgo A tiene una probabilidad del 70 % de ocurrir y un impacto de 10 000 dólares, la respuesta es el 70 % de 10 000 dólares, es decir, 7 000 dólares. Si el riesgo B tiene una probabilidad de ocurrir del 30 %, pero un impacto de 150 000 dólares, el resultado sería el 30 % de 150 000, 45 000 dólares. Éste método indica que habría que trabajar primero con el riesgo B que con el A. Recuerda, esto es sólo una guía, deberías fijarte en cada uno de los riesgos para determinar qué es lo mejor. El último paso es seleccionar los riesgos más importantes y pensar: "¿Si soluciono este riesgo cuánto me va a costar?". Deberías gastar una cantidad de dinero apropiada para mitigar el riesgo que determinará el éxito de tu proyecto. Habrá muchas formas potenciales de resolver un riesgo. Cuanto mayor sea el impacto potencial más análisis necesitarás para investigar las alternativas y librar tu proyecto del riesgo. Lo que deberías recordar es que el análisis cuantitativo puede ser un acto de equilibrio. Dedica el tiempo suficiente para hacer un análisis exhaustivo, pero no tanto que te sobrecargues con cálculos. Reparte el tiempo en función del impacto de cada riesgo. Esto te dará la información que necesitas y hará que sigas gestionando los riesgos. Si haces un análisis cuantitativo, tendrás el control sobre los elementos que pueden influir negativamente en tu proyecto. Con estos elementos adversos bajo control, irás por buen camino para asegurar que tu proyecto se entregue íntegramente.

Fundamentos de la gestión de proyectos: Riesgos

Descubre cómo tramitar la tolerancia de las partes involucradas al riesgo, cómo crear un registro de riesgos y cómo mantener la continuidad del proyecto cuando estos aparezcan.

1:13 horas (20 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:27/04/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.