Vamos a actualizar nuestra Política de privacidad próximamente. Te recomendamos consultar el avance.

Amazon Web Services para profesionales IT

Diferencias entre un hosting tradicional y AWS

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1290 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Si venimos del hosting tradicional, es posible que no entendamos la oferta de Amazon Web Services. En este video vamos a comparar a grandes rasgos en qué se diferencian ambas opciones de servicios online.

Transcripción

Si visitáis un centro de datos de un "hosting" tradicional y uno de AWS, a no ser que estéis muy versados en lo que es el mundo del Data Center, probablemente no notéis mucha diferencia aparte del tamaño. Y es que, al final, es un negocio parecido, es una tercera empresa que gestiona servidores en lo que hay servicios que nos alquilan por un determinado periodo de tiempo. Sin embargo, la diferencia fundamental reside en lo que es la facilidad y el método de gestión de los servicios que hay en ese centro de datos. En un "hosting" tradicional lo que normalmente hacemos, aunque están cambiando un poquito las cosas, y los procesos se empiezan a parecer un poco a lo que es el "hosting" en la nube, pues preservamos un servidor, un trozo de "hardware" o un "hardware" completo que nos tienen que asignar, que, a veces, hay que esperar bastante tiempo, se puede esperar quizá desde unas horas a que esté disponible, hasta una semanas, dependiendo del tamaño del "hardware" o las características que necesitemos, a que esté disponible. Tiene un precio fijo todos los servicios que trabajamos y además se cobra normalmente de manera mensual. Al final es un servicio fijo, por un tiempo fijo, y que nos tienen que desplegar en determinada máquina en concreto que hemos reservado. Sin embargo, en un "hosting" como el de AWS, lo que hacemos es gestionar, ya bien a través de una consola web o a través de una API, es decir, un sistema que podemos acceder con un "software" de una manera semiautomática. Lo que hacemos es disparar, desplegar, lanzar todo tipo de instancias de todos los tamaños de manera casi automática y, también, en un tiempo casi instantáneo. Por lo menos, comparado con lo anterior, en vez de ser de horas a semanas, tenemos entre segundos y minutos para desplegar casi cualquier tamaño de "hardware" que podemos imaginar. Desplegamos estas instancias que llamamos, que son como máquinas virtuales de cualquier tamaño, desde muy pequeñitas, con un Core y muy poquita RAM hasta unas gigantescas con centenares de gigas de RAM y muchísimo almacenamiento de disco. Y, sin embargo, sea cual sea el tamaño de estas instancias, en unos minutos las vamos a tener disponibles. No sólo eso, sino que además, el precio que pagamos por todas estas instancias es por el uso por minutos. Se nos cuenta el uso que hacemos de las máquinas por, exactamente, los minutos que estamos trabajando. Desde un mínimo de una hora en Amazon, pero, a partir de ahí, sólo pagamos los minutos exactos en los que tenemos las máquinas corriendo. A final de mes también se nos factura, más o menos, de manera parecida a lo que factura cualquier empresa normal, pero solo por los recursos que hemos usado. No sólo eso, sino que además tenemos una plétora de servicios en AWS de todo tipo, que son muy parecidos a los que hay también en un centro de datos normal pero con despliegue semiautomático también. Tenemos balanceadores de carga, tenemos "firewalls", bases de datos gestionadas, tenemos servidores de búsqueda, tenemos redes privadas virtuales, tenemos todo tipo de VPN, VPC, etcétera. Todo al alcance de un clic de ratón y, también, facturado por horas. Sin esos sistemas tan caros que hay en los "hosting" tradicionales, que hay que pagar grandes tarifas de entrada para poner en marcha un balanceador de carga o un "firewall" o algún tipo de VPN, etcétera. Y no sólo eso, sino que además disponemos de muchísimo "software" de grandes marcas del mercado con todo tipo de funcionalidad. Hay "firewalls", hay "software" de servidor, hay "software" de redes, hay "software" de estadística, de "performance", etcétera, que tenemos también al alcance de un clic de ratón en la AMI Marketplace, en la tienda de "software" de Amazon, y que también pagamos únicamente la licencia por horas. No tendremos que pagar grandes licencias de "software" adelantadas para poder utilizarlo, sino que simplemente podemos lanzarlas y empezar a pagar por hora. Como veis, básicamente la nube se refiere a confianza, a facilidad, a conveniencia y a poder poner en marcha en cualquier momento el "software" y la infraestructura que necesitamos, mientras la necesitamos, y ni un minuto más, ni uno menos, y pagar exactamente por lo que hemos puesto en marcha.

Amazon Web Services para profesionales IT

Empieza a administrar Amazon Web Services, consiguiendo el mejor rendimiento y la disponibilidad continuada en estos servicios, y aprende a realizar diferentes procesos en la nube.

3:26 horas (44 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:28/04/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.