Aprende a resumir

Diez consejos para elaborar un resumen

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Ya estás creando tus primeros resúmenes y no están mal, pero seguramente te estarás preguntando cómo llegar a la excelencia. Vamos a ver una serie de consejos que te harán más fácil crear los resúmenes y, sobre todo, que éstos tengan una mejor calidad, además de cómo poderlos usar posteriormente.
05:06

Transcripción

A la hora de escribir un resumen, estos son diez consejos básicos que te van a ayudar tanto en su preparación como en su manufactura y también en su uso posterior. Empecemos por el primero. Con frecuencia, se suele indicar que vayas anotando el contenido conforme lees, pero primero te recomiendo encarecidamente que te leas el documento o libro sin tomar una sola nota, para que puedas captar la esencia del mismo. Puede ocurrir incluso que el contenido sea tan apasionante que te olvides de tomar notas en esa primera lectura recomendada, por lo que es mucho mejor leerse primero todo el contenido despacio y con tranquilidad para después pasar al proceso ya mucho más mecánico de empezar a marcar la información relevante. El segundo consejo a la hora de construir el resumen es que no historifiques el mismo. No es un cuento ni una obra literaria, en ese caso sería un ensayo en el que entrarían incluso tu análisis del contenido y tus opiniones. Tienes que abrazar la literalidad de los datos, la información y mostrar todo aquello que sea realmente relevante y nada más. El tercer consejo es no utilizar citas. Un resumen no es una colección de citas. Aunque puedas extraer partes del libro con contenido esencial y enlazarlas sintácticamente, pero no puedes incluir citas entrecomilladas. De hecho, a la hora de incluir esas partes del libro o documento debes sintetizar ese contenido a un nivel superior. Vamos a por el cuarto consejo, y este es muy sencillo pero muy valioso. Cuando leemos un documento o un libro con la intención de hacer un resumen, tenemos que habituarnos a comprender cuál es el pensamiento de otra persona, por lo que nuestra estrategia de obtención de información nos debería de llevar también a comprender los procesos mentales del autor y cómo ha llegado a escribir ese texto y obtener esas conclusiones. Esto nos ayudará más adelante cuando tengamos que hacer un análisis y obtener nuestras propias conclusiones que no tienen nada que ver, evidentemente, con la realización del resumen. El quinto consejo es un recordatorio: resumir en forma de argumento, salvo que explícitamente nos lo pidan, no es un resumen. He hecho mucha incidencia al respecto de elevar un nivel por encima los elementos descriptivos y esta táctica es la adecuada para la mayoría de los resúmenes. Mi sexto consejo es que, cuando se trata de documentación técnica, documentación comercial, informes de proyecto o cualquier documentación relacionada con una empresa, ofrezcas de un vistazo corto y certero toda la información del documento incluyendo aquellas partes más importantes, porque en la mayoría de los casos el receptor de la documentación es muy posible que no se lea el documento entero, por lo que hay que hacerle llegar en el resumen la información más relevante e importante para él, pero también importante para ti y hacerlo en muy poco texto. Vamos a por el séptimo: un resumen no es una obligación impuesta por un trabajo, es una tarea que con frecuencia te va a ayudar a trabajar con grandes volúmenes de documentación. Yo, personalmente, hago muchos resúmenes de la documentación que llega a mis manos y los suelo colocar en las notas del documento o al principio del mismo, por lo que cuando recupero esa documentación solo con echar un vistazo al resumen tengo muy claro de qué va. Y además, al tratarse de información electrónica que puede ser indexada, a la hora de realizar una búsqueda me resulta mucho más fácil localizar esa documentación. Mi octavo consejo es una consecuencia lógica del anterior: utiliza los resúmenes para estudiar documentación o apuntes. A la hora de estudiar, estar pasando hojas y pasando también la vista por encima de un documento en busca de marcas de primer nivel es extenuante y no permite asimilar información de la misma manera que obtenerla de un resumen. Si es necesario, crea resúmenes adicionales dentro del propio documento que hagan referencia a las partes más críticas del mismo y utiliza una tipografía especial o un color especial para marcar esos resúmenes, de forma que cuando te enfrentes a una sesión de estudio puedas empezar repasando cada uno de esos resúmenes para luego ir pormenorizando con cada una de las secciones del documento. Mi noveno consejo es que no te fíes de soluciones tecnológicas a la hora de hacer un resumen. Tanto en el Mac como en Windows existen soluciones tecnológicas que te permiten realizar resúmenes. Sin embargo, estos procesos están atados a una serie de algoritmos que no reflejan con frecuencia los puntos clave del contenido y sobre todo son incapaces de crear una perspectiva al respeto de quién va a leer el resumen. Y mi último consejo a la hora de elaborar un resumen es que no pienses que se trata de un trabajo que tenías que realizar en el colegio, sino que se trata de una habilidad que vas a poder ir aprovechando a lo largo de toda tu vida y en todas las tareas que realices, especialmente en el trabajo, porque la capacidad de síntesis es lo que se esconde detrás de la realización de un resumen y la creación de los mismos no se trata más que de un ejercicio mental que nos permite reforzar esa, por otra parte, muy necesaria capacidad.

Aprende a resumir

Aprende qué es realmente un resumen, cómo puedes emplearlo, cómo extraer las ideas principales, y luego, cómo plasmarlo. Además, aprenderás a sintetizar pensamientos complejos.

56 min (15 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:21/07/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.