Cómo administrar por objetivos

Desarrolla una cultura con una toma rápida de decisiones

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1241 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Tomar decisiones es más que seguir un proceso. Piensa en la cultura de la toma de decisiones. Es la forma en la que se suelen tomar las decisiones en el grupo que coordinas. Tú tienes el mayor impacto en la cultura de la toma de decisiones, pero esta se crea en colaboración con tu equipo.
04:18

Transcripción

Un proceso sólido de toma de decisiones es vital, pero hay más cosas en las que centrarse. Piensa en lo que llamo la cultura de la toma de decisiones. Es la forma en la que se suelen tomar las decisiones en el grupo que coordinas. Tú tienes el mayor impacto en la cultura de la toma de decisiones, pero esta se crea en colaboración con tu equipo. ¿Pueden tú y el equipo expresar qué es lo que valoran de las grandes decisiones? Si es así, ¿sus conductas concuerdan con esos valores? Descúbrelo conversando con el equipo. Empiecen hablando sobre las características de las grandes decisiones, después discutan el proceso de decisión y, por último, conversen sobre las conductas e ideas que favorezcan una toma de decisiones sólida. Veámoslo. El primer paso es definir cómo son las grandes decisiones. No hay una respuesta perfecta, y tu lista irá cambiando con el tiempo. Haz que el equipo trabaje en la lista individualmente, después en grupos pequeños y a continuación en conjunto. Seguro que dan con muchas características interesantes, pero si necesitas más ideas después del primer intento, recuerda estos rasgos comunes. Las grandes decisiones son rápidas, resuelven el problema, son rentables, se generan de forma colaborativa, son éticas, apoyan las metas y objetivos globales, son respaldadas por los recursos adecuados y se basan en datos. No hay una lista perfecta. Para verlo mejor, deberías dividir la lista en dos niveles. Uno es el de las cualidades que se deben tener, y el inferior es el de las deseables pero no esenciales. Después, hablen sobre cómo debería ser el proceso de toma de decisiones. De nuevo, trabajen solos, después en pequeños grupos y a continuación en conjunto. Es interesante ir más allá de una descripción sencilla y que el equipo hable sobre cualidades más genéricas que todos quieren ver. Por ejemplo, «Nuestro proceso de toma de decisiones debería ser sistemático, pero no lento; rápido, pero no insensato; abierto, pero no difícil de controlar; e importante de seguir, pero no escrito en piedra». Por último, que el grupo intente completar esta frase: «Apoyamos las decisiones sólidas...» Continúa la frase. Darán con muchas respuestas, pero hay algunas que puedes proponer si al equipo no se le ocurren. Por ejemplo, «Apoyamos las decisiones sólidas buscando siempre soluciones, no excusas». No valen las excusas, ya que son formas de evitar el trabajo. No permitas que detengan el progreso. Recuerda que tomas decisiones para apoyar las necesidades a corto y a largo plazo. No te des por satisfecho con las decisiones que sean aceptables «por ahora». La última conducta es valorar el aprendizaje más que el castigo. Si alguien coordina lo que resulta ser una mala decisión, puede que sufra una evaluación negativa, pero deberían centrarse en aprender: qué fue mal, por qué y cómo evitar volver a cometer el mismo error. Todo esto conforma un conjunto de normas compartidas para la toma de decisiones. Recopílalas, divúlgalas entre el equipo, colócalas como referencia en varios sitios y ve actualizándolas. No te olvides de lo más importante: tú diriges el camino. Los demás seguirán tu ejemplo, así que predica con él. Si no sigues las normas y procesos, no esperes que lo haga el equipo. Tomar decisiones es más que seguir un proceso. Tienes que saber trabajar en equipo, y eso implica entender su cultura. Sigue este enfoque y tú y tu equipo coincidirán en lo que significa tomar decisiones rápidas y efectivas.

Cómo administrar por objetivos

Aprende a cambiar tu mentalidad, desarrollar una cultura de motivación y rendición de cuentas, tomar decisiones que importen y mantener una excelencia continua en tu trabajo.

1:16 horas (19 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:30/11/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.