Gestión empresarial: Trucos semanales

Desarrolla a futuros líderes

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1267 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En esta serie semanal, Todd Dewett comparte contigo los trucos que aplican muchos gestores respetados y motivados para forjar buenas relaciones, abordar situaciones complicadas y hacer que su negocio prospere. Cada semana lanzaremos dos trucos. Veremos temas como evitar la temida microadministración, gestionar ambientes multigeneracionales, aprender a escuchar activamente y conocer las políticas de tu organización. Síguenos cada miércoles para descubrir más consejos.
02:44
  Añadir a marcadores

Transcripción

Un gran liderazgo consiste en asistir en las necesidades a corto y largo plazo. El hecho de vivir aquí y ahora hace que nos centremos demasiado en nuestras necesidades a corto plazo. Una meta a largo plazo de vital importancia es el desarrollo de futuros líderes. Puedes desarrollar tu línea de liderazgo contratando gente nueva en lugar de usar talento interno, puede ser una gran opción, pero debería ser un porcentaje pequeño de tu estrategia, Si lo haces a menudo, tus empleados perderán la fe en posibles ascensos. Así que hablemos de desarrollar talento interno. Sin importar el tamaño o la flexibilidad de la organización, los conceptos básicos son los mismos. Hay cuatro pasos para crear una línea de liderazgo saludable: Primero, identifica al mejor talento de la organización. Dependiendo de tus necesidades, podría ser formal y basado en datos o en simples conversaciones del equipo administrativo, cada organización es diferente. Entre los empleados nuevos o jóvenes, identifica a los más capaces, y pon más atención en las habilidades de liderazgo y no en las habilidades técnicas. ¿Quién sabe cómo comunicarse bien, motivar a los demás, tomar buenas decisiones y manejar los conflictos? Esas son las habilidades de un buen líder. Segundo, ayuda a esos futuros líderes a definir sus planes de desarrollo. Si son tan talentosos como piensas, no querrán ser dirigidos, hay muchas formas creativas de darle diferentes responsabilidades. Establece un diálogo de dos vías para conocer sus intereses. El tercero es sobre cómo aumentar sus habilidades de liderazgo. Piensa en términos de diversificación y nivel de responsabilidad. "Diversificación" significa ampliar las tareas funcionales y técnicas que realizan, "Responsabilidad" significa la necesidad de acelerar su nivel de autoridad más rápido que al de los empleados típicos. Ambas tácticas te permiten desarrollar al empleado para que ambos conozcan sus verdaderas fortalezas y límites. Finalmente, la retención del mejor talento es una prioridad, cuanto más talentoso es alguien, más opciones tiene en el mercado. Así que debes reconocer y recompensar a tus líderes jóvenes en desarrollo, de manera que se sientan valorados. Aparte de salarios y beneficios competitivos, reconoce públicamente sus logros e inclúyelos en la toma de decisiones gerenciales. Tal vez tengas éxito hoy, pero tu habilidad de usar estos consejos para desarrollar nuevo talento será el factor decisivo para tu éxito en el futuro.