Gestión empresarial: Trucos semanales

Da feedback a tus empleados

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1268 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En esta serie semanal, Todd Dewett comparte contigo los trucos que aplican muchos gestores respetados y motivados para forjar buenas relaciones, abordar situaciones complicadas y hacer que su negocio prospere. Cada semana lanzaremos dos trucos. Veremos temas como evitar la temida microadministración, gestionar ambientes multigeneracionales, aprender a escuchar activamente y conocer las políticas de tu organización. Síguenos cada miércoles para descubrir más consejos.
02:41
  Añadir a marcadores

Transcripción

Entre las tareas comunes de un gerente está dar "feedback", pero no siempre lo hacemos con eficacia; de hecho, cuando das el "feedback" necesario pero no lo haces claramente, puede perjudicar más que ayudar. Afortunadamente, los fundamentos del "feedback" eficaz son bien conocidos. Ten en mente estos cinco consejos vitales: Primero, haz que tu "feedback" sea útil. Muchas veces los jefes solo ofrecen lo que se llama "feedback" estándar. Es "feedback" que solo le dice a alguien que cumplió o no con ciertas expectativas. Podrías decir "Buen trabajo, puedes hacerlo mejor" o "Creo que eres capaz de más". Esas declaraciones no son de gran ayuda, necesitas decir claramente cómo pueden hacerlo de manera diferente y mejor. Eso nos lleva a otra característica del buen "feedback": especificidad. Evita cualquier declaración vaga que genera más ambigüedad. No le digas a nadie que fue improductivo o que estuvo algo distraído en la reunión. Sé responsable y específico cuando hables. Di: "Roberto, hoy interrumpiste más de diez veces. Apuesto a que no te diste cuenta, hablemos de eso, ¿de acuerdo?" Aunque los primeros dos consejos son muy importantes, no es solo lo que dices, también es importante cómo lo dices. Esta es la regla más importante, encuadra las cosas como oportunidades positivas, no como evaluaciones negativas. No estás castigando, sino tratando de ayudar. Analiza cuándo das "feedback". El mejor momento es lo antes posible respecto al rendimiento en cuestión. Los horarios son difíciles, pero trata de dar tu "feedback" con rapidez. También valora dónde dar tu "feedback". Lo mejor es personalmente en privado. El "feedback" positivo puede darse públicamente a tu discreción, pero todo lo que sea crítico o sobre desarrollo debe darse en privado, y no te apoyes mucho en el "e-mail", usa el teléfono o hazlo personalmente. Por último, considera la cantidad de "feedback" que darás. La cantidad de cosas que quieras compartir puede ser mayor a la que ellos puedan manejar, cada persona es capaz de procesar cierto número de cosas. Además, puedes advertir si el empleado está con buen ánimo o si está teniendo un día difícil, ofrecer una cantidad adecuada de "feedback" para asegurarte de que realmente te escuche. Como líder, elaborar y entregar "feedback" es esencial; sigue estas directrices para que tu "feedback" tenga el máximo impacto.