El fotógrafo ingenioso: Trucos semanales

Crea un reflector de luz con papel aluminio y cartón

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Tanto con objetos profesionales como con implementos regulares, cotidianos y caseros, Joseph Linaschke nos trae una serie de tips y trucos profesionales en esta serie quincenal dirigida a fotógrafos amateurs y especializados para conseguir soluciones extraordinarias a muy bajo costo, listas para implementarse y alcanzar resultados de alto nivel. Fotografía macro, estabilización de tomas, difuminación de luces, difusores para flash y todo tipo de materiales para fondos son solo algunos de los temas que tocaremos en este curso cada quince días.
05:26
  Añadir a marcadores

Transcripción

A veces, cuando estás filmando, necesitas reflejar la luz de un lugar a otro, ya sea que estés al aire libre, con luz natural o grabando en un estudio, con luz constante o luz estroboscópica, tener un reflector puede ser de mucha ayuda. Pero a veces, no tienes suficientes reflectores o no tienes ninguno en absoluto, y tienes que fabricarlos. Este es un proyecto ingenioso. Puedes hacer un reflector solamente con papel aluminio y cartón. También necesitarás cinta adhesiva para juntarlos y algo para cortar el cartón. Vamos a construir dos reflectores bajo dos enfoques diferentes y los llevaremos al estudio para ver cómo funcionan. Empecemos. Puedes hacer un reflector de cualquier tamaño. Hoy haré uno muy grande, pero puedes hacer uno pequeño. Así. O podrías incluso cortar pequeñas figuras. Eso podría ser muy útil si estás fotografiando algún producto y necesitas reflejar un poco de luz sobre una pequeña área. Vamos a sacar un pedazo de papel aluminio un poco más grande que el cartón. Usaremos el lado brillante para reflejar más luz y cubriremos el cartón con él. Podrías incluso usarlo así, pero si quieres que dure un poco más, es mejor pegarlo con cinta adhesiva. Vamos a poner un poco aquí. Puedes utilizar cualquier tipo de cinta, ya sea de embalaje o cinta transparente común. Lo que tengas a mano estará bien. Tenemos una mitad terminada y ahora haremos la otra. Pondré la cinta después, pero, como puedes ver, ya tenemos un buen reflector. Podemos suavizar esta parte para asegurarnos de reducir las sombras. Pero un poco de arrugas dará algo de sombra al reflejo. Verás cómo se ve cuando estemos en el estudio. Ahora tomemos otro enfoque. Usaré este otro pedazo de cartón, y en lugar de aplanar el papel aluminio, voy a difuminarlo. Usaremos una pieza más larga. Voy a arrugarlo un poco. Así la luz no se va a reflejar en una sola dirección, sino en varias; y nos dará dos cosas: la luz será más suave y no se reflejará tanto; porque parte de la luz rebotará en direcciones diferentes a la de nuestro sujeto. Tendremos una luz más suave y menos intensa. Cuando pongas el papel aluminio, no aprietes el cartón o vas a aplanar las arrugas. Así está bien; ahora voy a poner la otra parte. Dependiendo de qué tan grande sea el cartón, tal vez necesites más de dos piezas para cubrirlo completamente. Asegúralas con la cinta adhesiva y eso es todo. Voy a terminar esto y luego iremos al estudio para probarlos y ver cómo se ven. Estamos en el estudio listos para poner a prueba los reflectores de aluminio. Vamos a empezar con el reflector plano y ver cómo afecta nuestra luz. Recuerda: esto funcionará bien con luz natural, al aire libre o en interiores o con cualquier tipo de luz artificial, ya sea luz constante o estroboscópica. Tengo a Michael sentado aquí con una luz que ilumina en una sola dirección. Puedes ver que la luz que está iluminando el lado izquierdo de su cara es muy fuerte y brillante, y está creando sombra en el lado derecho. Así que vamos a reflejar algo de esta luz con el reflector plano. Como puedes ver, ahora tenemos una gran cantidad de luz iluminando este lado. Si miras de cerca, verás que hay imperfecciones en la luz, y es porque esta no es una superficie perfectamente lisa. No es un espejo, es solo papel aluminio. Pero está dando un poco de textura al reflejo y podría ser muy útil, dependiendo de qué estés buscando. Si aún es muy fuerte, tenemos uno con papel arrugado. Con este vamos a ver mucho menos rebote y luz no tan fuerte. No es tan brillante y es de una calidad más suave y agradable. Todo depende de lo que busques. El reflector plano va a dar una luz más especular y más fuerte, mientras que el de papel arrugado hará que sea más suave y que se refleje menos luz sobre su rostro. Hará que sea menos brillante, pero sobre todo más suave. Ya sea que quieras una luz fuerte y brillante usando el reflector plano o algo un poco más suave con el de papel arrugado, lo único que necesitas es papel aluminio y un pedazo de cartón para construir tu propio reflector.