Gestión financiera: Punto de equilibrio

Contratar o no contratar un comercial

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En este vídeo veremos cómo dilucidar si es conveniente la contratación de un comercial para la venta una línea de productos o servicios en nuestra empresa.
05:54

Transcripción

Otra de las aplicaciones prácticas que ofrece el punto de equilibrio para realizar análisis de tipo complementario, análisis de forma comparativa entre dos o más situaciones distintas, puede ser estudiar la conveniencia de contratar un nuevo trabajador. En las empresas, para mejorar sus beneficios, se plantean soluciones encaminadas a aumentar la cifra de negocios. Una de las acciones habituales para este fin sería ampliar la cartera de clientes, llegar a más zonas, a más empresas, vender más ya a cliente fidelizados... Esto nos ayudará a obtener mayores ganancias. Pero para conseguirlo es necesario un comercial que abra camino y fidelice nuevos clientes. En este punto a los empresarios es razonable que se les plantee dudas como: ¿Merece la pena incurrir en más gasto? ¿Será conveniente contratar un comercial? Esto significa un sueldo más, costes sociales, etc. En este momento sería muy interesante saber cómo afectaría al punto de equilibrio de la empresa la contratación de un trabajador con un sueldo fijo más seguros sociales, por ejemplo, por importe de 2000 euros. En otras palabras, podríamos decir: ¿Cuál es la sensibilidad del punto de equilibrio a las variaciones de los costes fijos? Para resolver la pregunta basta con hacer una tabla con los resultados de punto de equilibrio para cada una de las variaciones de costes fijos que queramos y aprovecharemos para ver que el punto de equilibrio varía según la estructura de costes fijos. Ejemplo 1, suponiendo estos costes en la empresa: costes fijos 22 000 euros, costes variables 80 000 euros, ventas 120 000 euros. El punto de equilibrio para esta situación resulta ser de 66 000 euros. Con la contratación del comercial, aumentarían los costes fijos en los 2000 euros comentados, es decir, hasta 24 000 euros serían los nuevos costes fijos y, por tanto, el nuevo punto de equilibrio para este nuevo escenario sería de 72 000 euros. O sea, nos obliga a vender 6000 euros más. Ello significa que para la contratación de este trabajador la empresa debería solucionar antes el problema de tener que facturar un promedio de 6000 euros más, de lo contrario su rentabilidad bajaría. Veamos otro ejemplo. El total de costes y el total de ventas sigue siendo el mismo, solo varía la estructura, el reparto entre fijos y variables, que sería la siguiente: costes fijos ahora 80 000, costes variables 22 000, ventas siguen siendo 120 000. El punto de equilibrio para esta situación resulta ser de 97 959 euros. Con la contratación del comercial, aumentaría los costes fijos en los 2000 euros comentados, es decir, pasaríamos a 82 000 euros y el nuevo punto de equilibrio para este nuevo escenario sería de 100 408 euros. Es decir, no aumenta a 6000 euros como en el caso anterior, sino tan solo 2449 euros. Aquí necesitamos hacer una aclaración y es que sorprendentemente estamos comprobando que con los mismos costes totales y las mismas ventas, si la estructura de costes es distinta, el punto de equilibrio varía y mucho. La norma es que cuanto mayor es la proporción de costes fijos, el punto de equilibrio es mucho más exigente. En el ejemplo 2, costes fijos más altos que en el ejemplo 1, efectivamente obligaban a un punto de equilibrio superior, 97 959 en lugar de 66 000. Pero también comprobamos que cuanto mayor es la proporción de costes fijos, la sensibilidad del punto de equilibrio es menor. Comprobamos que ante un mismo aumento de 2000 euros, en el ejemplo 1, costes fijos más bajos, el aumento del punto de equilibrio es de 6000 euros, mientras que en el ejemplo 2, el de los costes fijos altos, solo aumenta 2449 euros el punto de equilibrio. Otra conclusión es que para un nivel de ventas idéntico, si el punto de equilibrio es más exigente, más alto, el margen de seguridad será menor. Recuerdo que llamábamos margen de seguridad a la diferencia que hay entre el promedio de producción o de servicios y su punto de equilibrio o umbral de rentabilidad. Por ejemplo, si una empresa tiene un punto de equilibrio de 50 000 euros mensuales y sus ventas media son de 54 000, podemos decir que su margen de seguridad es de 4000 euros, o bien de un 7,41 % respecto de sus propias ventas medias. Para terminar, si unimos el concepto de margen de seguridad y el análisis dinámico, podemos decir que las empresas con unos costes fijos relativamente altos, como era el caso del ejemplo 2, tienen un margen de seguridad mucho menor que las empresas en las que los costes variables son los protagonistas, caso del ejemplo 1, considerando unos costes totales similares. De hecho, el margen de seguridad del ejemplo número 1, antes de subir los costes fijos, era 120 000 66 000, 54 000, mientras el margen de seguridad del ejemplo 2, también antes de subir los costes fijos, es de 120 000 97 959, euros. 22 De todo 041 lo dicho en estos ejemplos deriva el concepto de apalancamiento o riesgo operativo. A mayor proporción de costes fijos, mayor riesgo.

Gestión financiera: Punto de equilibrio

Domina el concepto de punto de equilibrio y el modelo de cálculo en el ámbito empresarial fundamental para la buena salud de una empresa y para garantizar su supervivencia.

1:32 horas (21 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:30/03/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.