Gestión empresarial: Trucos semanales

Contrata para cubrir los huecos de tu equipo

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En esta serie semanal, Todd Dewett comparte contigo los trucos que aplican muchos gestores respetados y motivados para forjar buenas relaciones, abordar situaciones complicadas y hacer que su negocio prospere. Cada semana lanzaremos dos trucos. Veremos temas como evitar la temida microadministración, gestionar ambientes multigeneracionales, aprender a escuchar activamente y conocer las políticas de tu organización. Síguenos cada miércoles para descubrir más consejos.
02:38
  Añadir a marcadores

Transcripción

A veces contratas a alguien solo porque la empresa crece, otras veces contratas para llenar un puesto vacío. Por ejemplo, cuando alguien se jubila. Con suerte, tu jefe aprobará la contratación y tú y el equipo podrán buscar un nuevo compañero, es una gran oportunidad para mejorar el talento del equipo. Pero a veces el proceso termina mal, nos apresuramos y tomamos decisiones que después lamentamos, contratamos a quien parece mínimamente aceptable en lugar de alguien realmente capaz. Cometemos este error por tres motivos. Primero, el vacío en el equipo es trabajo adicional que ahora hacen otros. Lógicamente, la carga aumentará para cubrir a quien se fue. Nadie disfruta incrementos de trabajo aparentemente arbitrarios, y la solución parece ser contratar a alguien rápidamente. Segundo, un proceso de búsqueda de calidad toma tiempo, es tiempo adicional a tus deberes normales. Revisarás muchos currículos y harás varias entrevistas, la gente se cansará del trabajo extra; esto hace que los candidatos aceptables comiencen a verse mejor. Y tercero, muchos gerentes piensan que no actuar rápido, pone en peligro su capacidad para contratar, suponen acertadamente que otros gerentes están diciéndole al jefe que necesitan empleados. Eso te hace querer actuar rápido en vez de inteligentemente. Son preocupaciones razonables, pero no deberían justificar la contratación de alguien aceptable o mediocre. Recuerda, contratar a alguien es fácil pero deshacerse de él es muy difícil, vivirás con tu decisión por mucho tiempo. Quiero que hagas esto en esta situación. Habla con tu equipo sobre lo que estás buscando en un nuevo empleado y sobre los temas que acabo de mencionar. Consigue un acuerdo sólido sobre la calidad de la persona que buscas. Luego, distribuye trabajo extra. Si más personas pueden compartirlo, en lugar de una o dos, compártelo equitativamente. Además, como jefe, debes ser el primero en asumir una parte de ese trabajo. Finalmente, asegúrate de informar a tu jefe. Háblale sobre el estado del progreso de la búsqueda. Cuanto más conectado estés con él sobre este tema, menos posibilidades habrá de que te quite su apoyo a medida que la búsqueda se extiende. Contratar a un empleado es una gran oportunidad pero debes darle el tiempo que se merece; al final, tu objetivo no es llenar un vacío, es contratar a un gran compañero.