El fotógrafo ingenioso: Trucos semanales

Construye un difusor macro con un vaso de plástico

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Tanto con objetos profesionales como con implementos regulares, cotidianos y caseros, Joseph Linaschke nos trae una serie de tips y trucos profesionales en esta serie quincenal dirigida a fotógrafos amateurs y especializados para conseguir soluciones extraordinarias a muy bajo costo, listas para implementarse y alcanzar resultados de alto nivel. Fotografía macro, estabilización de tomas, difuminación de luces, difusores para flash y todo tipo de materiales para fondos son solo algunos de los temas que tocaremos en este curso cada quince días.
04:50
  Añadir a marcadores

Transcripción

Hola, bienvenido a "El fotógrafo ingenioso", soy tu formador, Joseph Linashke. Hoy estamos al aire libre fotografiando con luz del sol, luz dura, tratando de tomar fotos de estas bellas flores. Pero el sol es tan fuerte que crea sombras que no nos favorecen. Lo que quiero hacer es difuminar la luz, pero no quiero poner un difusor grande. Tengo en mente algo que podemos construir, que difuminará la luz maravillosamente. Vamos a verlo al estudio. Estamos aquí, listos para resolver el problema. Recuerda, tenemos luz dura de día que ilumina nuestra pequeña flor y aparecen sombras horribles. No queremos eso, queremos difuminar esa luz y suavizarla, y lo vamos a hacer con este vaso de plástico. Mira de cerca este vaso, no es transparente y tampoco sólido. Es translucido y blanco. No quiero un tinte diferente porque le pondrá un color desagradable a nuestra flor. Consigue un vaso blanco; la idea es que cuando el sol llegue a este vaso y pase al otro lado, estará muy difuminado. Imagínate que estamos afuera, el vaso va sobre la flor, estamos disparando por la parte de atrás del vaso y la luz se difumina maravillosamente en nuestro sujeto. Todo lo que haremos será cortar un agujero en el fondo del vaso. Cuando vayas a comprar tu vaso de plástico lleva tu cámara con tu lente macro para asegurarte de comprar uno del tamaño adecuado. Puedes comprar estos vasos en varios tamaños, pero consigue uno que no sea muy grande o muy pequeño. En este caso, este coincide casi perfectamente. Si hago el agujero demasiado grande, estará suelto y tendré que pegarlo con un cinta, si lo hago muy pequeño, no va a entrar, pero si lo hago justo, podría colocarlo en el extremo del lente y se sostendría sin tener que utilizar ninguna cinta, una banda elástica u otra cosa para sostenerlo. Tal vez deseches algunos hasta cortar el tamaño correcto y no importa, porque igual tendrás varios. Así que cortemos un agujero en el fondo del vaso, y ten cuidado cuando lo hagas, no te lastimes. Si lo haces muy grande o muy pequeño, puedes cortar otro. Tal vez tu primer corte no sea tan perfecto, pero puedes igualarlo con un cuchillo o una hoja de afeitar, o incluso con unas tijeras. Ya está. Como puedes ver, este borde está un poco mal, no es el mejor corte del mundo. Voy a ver si se ajusta a la cámara, y si lo hace, entonces voy a envolverlo con cinta adhesiva, para dejarlo un poco más ajustado y evitar que se rompa. Está listo, pero es solo un vaso de plástico barato y se va a romper cuanto más lo use. Si quiero que dure un poco, debería pegarlo con la cinta, pero primero, veamos si encaja. Muy bien, tiene el tamaño perfecto para el extremo del lente y se mantiene ahí. Cuando vaya a fotografiar al sol, tendré luz hermosamente difuminada en la flor. Vamos a pegarlo con la cinta adhesiva para que dure más. Es cinta estándar, llamada "cinta gaffer". Si tomas un pedazo demasiado largo de cinta y tratas de envolverlo alrededor en forma circular, no resultará muy bien. Es decir, no exageres, simplemente toma un par de pequeñas piezas y envuélvelas sin tratar de ser muy estético. Voy a envolver un pedazo, cortar un poco, doblarlo, y listo, queda muy bien. Otros pedazos aquí, y debería estar bien. Por supuesto, si quieres que quede bien, puedes tomarte un tiempo y ponerle cinta alrededor, pero así, ya es suficiente. Lo pones en su lugar y listo. Muy bien, salgamos y veamos cómo funciona. Estamos otra vez afuera bajo la misma luz dura, tratando de tomar una foto de la misma flor, pero ahora tengo mi vaso macro aquí. me ayudará a difuminar la luz sobre esta flor maravillosamente. Te mostraré cómo funciona. Todo lo que haré será meter la flor en el vaso y disparar. Está hermosa, mucho mejor. Tal vez viste otra de las ventajas de esto; no solo difumina la luz, sino que también bloquea el viento. No lo va a detener completamente, pero va a ayudar. Así que, literalmente, con unos centavos por el valor de las piezas, puedes construir tu propio vaso difusor macro, ponerlo en el extremo de la cámara y tomar excelentes fotografías macro.