Office 365: Outlook para iPhone y iPad esencial

Configuraciones de cuenta de correo en Outlook

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1267 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Las cuentas de correo electrónico que hayamos añadido a Outlook disponen de un interfaz de configuración para gestionar algunas características específicas de las mismas, como los alias u otras opciones avanzadas.
06:11

Transcripción

Vamos a trabajar con la configuración de cada una de las cuentas de correo. En concreto, con la configuración avanzada. Cuando accedemos, a través de la parte inferior del interfaz, a la configuración, en la barra lateral izquierda tenemos nuestras cuentas. Podemos seleccionar una de estas cuentas, en este caso vamos a seleccionar la cuenta de Outlook, y vemos que tenemos información de la cuenta. Tenemos nuestro correo electrónico y la descripción. Esta descripción la podemos modificar para añadir, por ejemplo, información sobre la cuenta, por ejemplo, podría ser nuestra cuenta de trabajo, como se nos indica, y lo ideal en estos casos es añadir, no solo esta descripción, sino además el dominio asociado a la cuenta, así sabremos claramente, en el caso de tener varias cuentas de trabajo, por ejemplo, cual está asociada a cada dominio. También podemos añadir cualquier otro tipo de etiqueta, o elemento mnemotécnico para identificar rápidamente esta cuenta. Después tenemos la configuración avanzada. La configuración avanzada nos permite trabajar con los alias. Vemos en esta cuenta que tenemos nuestra dirección predeterminada, pero también tenemos, en la parte inferior, un alias. He creado este alias porque con frecuencia confunden mi apellido y añaden una u después de la g. Así que lo que hice fue agregar este alias, de forma que, si alguien confunde mi apellido, ese correo todavía me llegará, porque realmente un alias es como una dirección de correo nueva, totalmente diferente, pero que no tiene los buzones asociados, o el almacenamiento asociado, sino que está enlazada con la cuenta de correo principal. De hecho, en la parte inferior, puedes ver hay un botón específico para agregar un alias. Vamos a configuración avanzada y la posibilidad de, al tener varias cuentas de correo, editar y elegir la dirección de correo predeterminada que utilizaremos, que puede ser el alias, o puede ser nuestra cuenta de correo. El uso de alias es frecuente también, para generar cuentas de correo de usar y tirar, de forma que si vas a hacer un trabajo específico con, por ejemplo, un cliente con el que luego no vas a trabajar más, puedes crear un alias para trabajar con él, y luego eliminar ese alias. Los alias no se añaden directamente desde la configuración avanzada, sino que tendrás que ir primero a la página de ayuda de alias de Outlook para configurar el alias, y luego añadirlo a Outlook Lo mismo ocurre con las cuentas de iCloud a respecto de los alias. Tendrás que abrir la página de ayuda del alias en iCloud, y lo mismo ocurre con las cuentas Gmail. Primero tendrás que añadir en la configuración, a través del navegador, ese correspondiente alias, y luego venir a Outlook y agregar el alias. Volvemos a la configuración avanzada de nuestra cuenta de Outlook. Tenemos en la parte inferior un elemento que se llama carpetas del sistema. ¿Para qué se utilizan estas carpetas del sistema? Esta es una característica muy interesante de Outlook. Las cuentas de correo utilizan una serie de carpetas específicas para almacenar correo. Lo que podemos hacer, activando estas opciones, o trabajando con las carpetas del sistema, es decidir, para carpetas específicas de cada cuenta, qué carpeta se utilizará en el servidor. Aquí, por ejemplo, no resulta muy evidente, así que vamos a saltar a nuestra cuenta de iCloud. Vamos a acercarnos a la configuración avanzada, y tenemos aquí, en carpetas del sistema, programada una característica específica de Outlook, y de hecho, de otras aplicaciones de correo electrónico, que permite coger un correo electrónico, y marcarlo para que nos vuelva a aparecer más tarde justo cuando lo necesitemos, en función de nuestras necesidades de fecha e, incluso, hora. Así que lo que voy a hacer es tocar en programado, y tendré aquí la estructura de carpetas en el servidor. Veo que, al final, tengo una carpeta llamada later, que significa, en inglés, más tarde, que corresponde a otro cliente de correo. ¿Qué es lo que voy a hacer? Voy a marcar esta carpeta en concreto. de forma que asociaré la carpeta de programado, en concreto de mi Outlook, con esta carpeta, para que todos los correos programados, independientemente de la aplicación, se reúnan, o unifiquen, dentro de la misma carpeta, reduciendo así la estructura y la redundancia de carpetas de correo en el servidor. Parece muy complicado, pero, realmente, es muy fácil. Vamos a volver atrás. Por último tenemos las opciones para reestablecer la cuenta, que nos servirán para solucionar problemas de sincronización, y, evidentemente, la posibilidad de eliminar esta cuenta de correo, eliminando los correos electrónicos almacenados en nuestro iPhone o iPad. Pero, evidentemente, no eliminaremos la cuenta del servidor, ni los correos o contenidos almacenados allí. Estas opciones también están disponibles para las cuentas iCloud, con la posibilidad de editar los datos de inicio de sesión, para añadir una nueva contraseña. Esto se utiliza así porque, por ejemplo, pudiste empezar a trabajar con tu cuenta iCloud sin la autentificación en dos pasos, la verificación en dos pasos, luego la añadiste y necesitas cambiar la contraseña, y añadir esa nueva contraseña específica por aplicación. Y en las cuentas de Google tienes las mismas opciones, reestablecer cuenta, para solucionar problemas de sincronización, y la posibilidad de eliminar cuenta.

Office 365: Outlook para iPhone y iPad esencial

Saca todo el partido a Outlook en iOS para gestionar eficientemente tus correos, además de trabajar directamente con Calendarios y otras aplicaciones de Microsoft como Wunderlist.

1:24 horas (24 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:21/10/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.