El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Office 365 esencial: Administración

Configuración de dominios, dominios remotos y conectores

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En este vídeo vamos a ver cómo podemos configurar el dominio de nuestra empresa para que sea el dominio que se use en Office 365. Veremos para qué sirven los dominios remotos y los conectores, así como las reglas que tienen.

Transcripción

Anteriormente, dimos de alta varios dominios y configuramos nuestro DNS para que Office 365 pudiese aceptar los correos electrónicos que lleguen a nuestra organización. Para ver estos dominios, podemos irnos al centro de administración de Exchange, dentro de Flujo de correo Aquí tendremos el estado de nuestros dominios aceptados. Como puedes notar, no tengo posibilidad de agregar un dominio adicional desde aquí, ya que esto hemos de hacerlo desde la interfaz del centro de administración de Office 365. Vamos a editar alguno de los dominios que tenemos creados y vemos que podemos indicar si el dominio es autoritativo o de retransmisión interna. La primera opción es la predeterminada y básicamente lo que hará será rechazar el correo de aquellos destinatarios que no estén en la lista global de direcciones. En el caso, por ejemplo, de que tuviésemos un servidor interno, es decir, un escenario de consistencia, podríamos habilitar la retransmisión interna, de forma que si desconocemos el destinatario, el correo se reenvié a nuestro otro servidor. Dejaremos la opción por defecto. Acabamos de mencionar escenarios de consistencia, y podemos definir algunas opciones específicas para cuando reenviamos o recibimos correos de dominios remotos. Lo haremos desde Dominios remotos. Aquí podemos ver que tenemos un dominio remoto por defecto que tiene un asterisco. Este asterisco indica un comodín, o lo que es lo mismo, la configuración por defecto para todos los dominios de Internet. Sin embargo, puedo cambiar este comportamiento para dominios específicos, y esto puedo hacerlo agregando un nuevo dominio remoto. Aquí debo especificar el nombre, el nombre del dominio, y tendremos las siguientes opciones, por ejemplo, cuál será el comportamiento para respuestas automáticas de fuera de la oficina. Puedo decirle en este caso, que no quiero que se permita ningún tipo de respuesta automática de fuera de la oficina de mis usuarios. Así mismo, podré deshabilitar, por ejemplo, el reenvío automático e igualmente, deshabilitar los informes. Por supuesto, también el tipo de formato del mensaje, e incluso establecer un juego de caracteres. Vamos a cancelar. Aquí por ejemplo, vemos que tenemos un configuración específica para un dominio remoto xyz.com Nuevamente quiero recalcar que nuestro conector predeterminado será este, y establecerá la forma por defecto con la que trabajaremos con el resto de Internet. Lo último que vamos a ver son los conectores. Como veis, no tengo ninguno, y esto básicamente significa que mi organización puede comunicarse con el resto de Internet, de manera predeterminada, es decir, sin necesidad de establecer ningún conector externo. Si vienes del mundo de Exchange, probablemente el tema de los conectores te sonará, pero como digo, en Office 365, de manera predeterminada esto no es necesario. No obstante, si quiero manipular o configurar específicamente las comunicaciones con un dominio o un servidor en concreto, puedo crearme un conector. Vamos a agregar un conector para ver las diferentes opciones. Como puedes ver, nos aparece un asistente donde debemos indicarle desde dónde y hacia dónde vamos a crear el conector. Así, por lo tanto, tengo disponible la opción de Office 365, es decir, nuestra suscripción actual, que sea un servidor de la organización y que por lo general nos referimos a un servidor local que nosotros administramos, que se trate de un asociado, como, por ejemplo, un proveedor, o podemos indicarle Internet, es decir, un conector que aplicaríamos para todos los mensajes entrantes desde Internet hacia nuestro dominio. Claro, si selecciono Organización asociada, realmente hablamos de una organización externa que está en Internet. Por lo tanto, nos preguntaremos ¿qué diferencia hay realmente entre marcar esta opción o esta otra? Bueno, pues realmente la única diferencia es el cifrado. Por defecto, Office 365 usa un cifrado TLS oportunista, es decir, que hará un intento de conexión a través de un cifrado TLS, pero si este no tiene éxito, la comunicación bajará su nivel de seguridad. Sin embargo, si especificamos una organización asociada, podremos forzarle el TLS. De modo que garantizaremos que la conexión será siempre segura y podremos agregarle nuestro propio certificado. Para continuar con el ejemplo, dejaremos la opción de Office 365 y pasaremos al destino. Aquí nuevamente, podremos seleccionar un servidor de correo de la organización, es decir, si estamos en escenario de consistencia, podríamos seleccionar un servidor que yo estoy gestionando en mi infraestructura local, por ejemplo, Microsoft Exchange, puedo marcar la opción de Organización asociada al igual que en el de De:, y también, por supuesto, Internet. En este último caso, ha pasado algo curioso, y es que obviamente nos está indicando que no es necesario que demos de alta este conector, puesto que como hemos comentado al inicio, de manera predeterminada, esto está ya configurado, con lo cual no tengo opción ninguna más que cancelar. Así que para poder enseñaros lo que comentamos del tema del TLS vamos a seleccionar aquí una organización asociada le diremos Siguiente, un nombre, por ejemplo... ...Asociado XYZ y aquí le puedo poner la descripción, esto es útil en el caso de que tengamos varios conectores, podemos definir una descripción para saber realmente el propósito del conector. Aquí también podemos decirle si lo queremos activar o no una vez que hayamos terminado de crearlo. Le diremos Siguiente, y pasamos a las reglas, es decir, cuándo queremos usar este conector. Podemos usarlo cuando tengamos configurado una regla de transporte o bien cuando se envían mensajes al dominio especificado. En este caso, vamos a agregarle el dominio... ...xzy.com, le damos a Aceptar, pero como veis, también puedo agregar dominios adicionales. Es decir, que puedo aplicar el mismo conector para uno o varios dominios. Cancelamos y damos a Siguiente, y aquí estableceremos la política de enrutamiento de los mensajes. Por defecto, vemos que nos indica que usemos el registro MX, es decir, que lo que hará será que cuando vaya a enviar un mensaje irá a buscar el servidor DNS, cuál es su registro MX, es decir, su servidor de correo y le enviará los mensajes directamente a ese servidor. Como digo, esta es la opción predeterminada. Aunque también podemos redirigir el correo a un Host inteligente. Un Host inteligente o Smarthost es un servidor SMTP que reenvía mensajes de correo electrónico en nombre de otros Hosts SMTP y clientes de Internet. A menudo estos servidores los ofrecen los proveedores de servicio de Internet, aunque por lo general, lo más común es que usemos el registro MX que tenemos por defecto. Le damos a Siguiente, y aquí, como decía, es donde podemos forzar la comunicación en TLS. Podemos modificar varios parámetros, por ejemplo, si admitiremos solo un certificado que se ha emitido por una CA es decir, por una utilidad de certificado de confianza, o si por el contrario, admitimos cualquier certificado, o también le podemos especificar el SAN, es decir, el nombre alternativo del sujeto. Esto se usa, por ejemplo, cuando existen alias para un dominio. Damos a Siguiente y ya tenemos nuestro resumen, y por último, la validación. Aquí nos va a solicitar que indiquemos algunas direcciones de correo electrónico del dominio destino, para comprobar que efectivamente nuestro conector funciona según lo esperado.

Office 365 esencial: Administración

Aprende a configurar Office 365 de una manera eficiente a partir de sus tres ejes: Sharepoint, Exchange y Skype, pero con otras muchas aplicaciones disponibles.

2:40 horas (27 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:8/09/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.