Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Conciencia social. Empatía

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Para poder trabajar con otras personas tendremos que desarrollar la empatía. Definimos entonces este término, nos introducimos en los aspectos relacionados con la empatía y cómo lograrla. Veremos técnicas para empatizar con otros.

Transcripción

Para poder trabajar con otras personas tendremos que desarrollar la empatía. Ustedes se preguntarán qué es ser empático. Ser empático es la capacidad que tenemos de poder ponernos en el lugar del otro. Ahora, solo podemos ponernos en lugar del otro si primero lo hemos podido tener en cuenta y hemos podido advertir que esa persona existe, que le suceden cosas, que es distinto a mí y que legítimamente tiene derecho a ser distinto a mí y a ser distinto al resto; si hemos podido escucharlo realmente sin juzgarlo por esa diferencia ni intentar resolver sus problemas. Por supuesto que uno siempre puede intentar ayudar, pero eso va más allá de la empatía. La empatía nos permite ponernos en lugar del otro, de asumir su punto de vista a pesar de todas las diferencias y entenderlo aunque no estemos de acuerdo con las ideas o la posición que esta persona encarna, aunque no tengamos la respuesta a sus problemas. La empatía es, entonces, la habilidad que permite reconocer las emociones de los demás y comprender sus reacciones, y también permite comprender cuáles son sus necesidades y sus preocupaciones. Así como aprendiste a reconocer tus propias emociones, podrás aprender a reconocer las emociones de los demás. Es importante tener en cuenta que quienes no tienen idea de lo que sienten es muy difícil que puedan percibir los sentimientos de los demás. La conciencia de uno mismo es la facultad sobre la que se erige la empatía, puesto que cuanto más abiertos nos hallemos a nuestras propias emociones, mayor será nuestra destreza en la comprensión de los sentimientos de los demás. La empatía requiere observar al otro. Observar no tiene que ver con estar directamente mirándolo, sino que tiene que ver con poder prestarle atención, estar atento para poder comprenderlo y ponernos en su lugar. La empatía nos permite anticipar qué es lo que necesitan y sienten otras personas, sirve para motivarlas y comprometerlas, para hacerlas sentir leales porque se sienten escuchadas y comprendidas. La empatía funciona como nuestro radar social. En algunas oportunidades, uno percibe casi intuitivamente qué es lo que le puede estar sucediendo al otro y esto nos permite actuar en consecuencia. Pero también existen algunas técnicas que nos permiten empatizar con los otros. El primer requisito es prestar atención al otro, tomar conciencia de su presencia, de su emocionalidad y decidir analizar lo que le pasa y cómo se siente. Una vez que prestamos atención y que vemos que está, que existe, tenemos que escucharlo para tratar de conocer, entender y conectar con lo que está sintiendo, no sólo con lo que piensa, sino con lo que está sintiendo. Para eso es fundamental prestar atención al lenguaje corporal, las expresiones de su rostro, los movimientos de sus piernas, qué hace con las manos, los brazos, la actitud corporal como un todo. Se puede profundizar en aprender la lectura del lenguaje corporal, captar y leer los mensajes no verbales, el tono de voz, los gestos, la expresión facial; es la clave que nos permite acceder a las emociones de los demás. El tono de voz siempre es muy revelador del estado de nerviosismo o no en el que se encuentra una persona. Luego, es importante ver si hay coherencia entre gestos, actitud corporal y palabras o las palabras nos transmiten un mensaje y el rostro otro. Por último, algo que podemos hacer es preguntar directamente a las personas sobre lo que están sintiendo: ¿qué te provoca tal o cuál situación?, ¿cuáles son tus necesidades o preocupaciones? Una vez que conoces lo que está pasando la otra persona, tienes que conectar con lo que le pasa al otro. Es fundamental entender lo que le sucede a él y no pensar en lo que te pasaría a ti en su situación. El radar social, entonces, es lo que nos posibilita conectarnos con las personas. Cuando a las personas les falta ese radar social, decimos que se han quedado desconectadas. La empatía es esencial como sistema de navegación emocional, nos va indicando cuáles son nuestras reacciones y comportamientos más adecuados, particularmente para poder tener un entendimiento con los demás, especialmente en el trabajo, para entender las necesidades de nuestros clientes, de nuestro jefe, de nuestros colegas y luego definir cómo reaccionar y comportarnos ante ellas. Si nos conectamos con los otros, podremos trabajar en el plano de lo que se puede y de lo que no se puede. Es importante ser empático a nivel individual, pero también con los grupos con los que nos toque trabajar o que tengamos que liderar. A las personas les pasan cosas, pero a los grupos, como un todo, también, y es importante leer también y empatizar con el grupo. Hace unos años, me tocó dar una charla motivacional sobre qué empleos relacionados con el mundo de Internet podrían conseguir mujeres jóvenes. Llevaba mi presentación armada contando las maravillas y las bondades de la tecnología y de grandes posibilidades que ofrecían las empresas. El público, madres adolescentes, no fue hasta que comencé a hablar acerca de cómo sus hijos se conectaban con la tecnología y cómo ellas podían ayudarlos en su uso correcto que comenzaron a prestarme atención sobre cómo ellas podían ser agentes de cambio tecnológico y conseguir así un empleo en el mundo de Internet. No había para ese grupo tema más importante que sus propios hijos. Era el tema central que las unía y convocaba y evidentemente el único lugar posible por donde comenzar a conversar. Buscar y descubrir esos puntos de contacto y acceso a un grupo tiene que ver con la empatía que luego nos va a permitir seguir relacionándonos. Ahora piensa y anota dos o tres casos en los que la empatía o ser más empático te hubiera ayudado a relacionarte mejor con tu equipo. Luego, describe qué podrías hacer distinto en el futuro si la situación volviera a repetirse. Así estarás mejor preparado para la próxima ocasión.

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Descubre qué es la inteligencia emocional y por qué es importante tomar control de las emociones, para mejorar tus relaciones con compañeros y clientes en el ámbito laboral.

1:24 horas (23 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:8/06/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.