Servidores NAS QNAP para empresas

Cómo usar Virtual JBOD para añadir espacio a un servidor NAS

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1240 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Añadimos almacenamiento de un servidor NAS a otro servidor NAS de la marca QNAP con sistema operativo QTS, de forma que uno de los dos servidores NAS se convierte en una unidad de expansión para otro servidor en la misma red.
07:35

Transcripción

Ahora vamos a ver cómo usar Virtual JBOD o " Virtual JBDO" para añadir un espacio a un servidor NAS. Vamos a hacer que otro servidor NAS funcione como unidad de expansión. Para ello, necesitamos que la otra unidad cuente con un conjunto de almacenamiento. Como veis, en esta unidad, ya tenemos un conjunto de almacenamiento. Esta unidad, además, está dentro de la misma red, y vamos a poder trabajar con ella de forma directa gracias a la tecnología Virtual JBOD. Una de las cosas que tenemos que comprobar es que dentro del volumen tengamos espacio suficiente para crear un nuevo volumen de almacenamiento dentro de este servidor NAS. Como veis, tenemos sin asignar un 26 %, y esto nos va a permitir crear un disco Virtual JBOD para la configuración de almacenamiento en otro servidor NAS. Esta tecnología nos va a permitir utilizar este servidor NAS, que digamos sería el principal, para coger un espacio de almacenamiento de otro servidor NAS y añadirlo a nuestro sistema de almacenamiento. Para ello, hacemos clic en "Administrador de almacenamiento" situado en nuestro escritorio principal, y, como siempre, ampliamos esta ventana para trabajar de forma más cómoda. Ahora, lo que vamos a hacer es acceder al menú de la izquierda donde encontramos el apartado "Discos/VJBOD". Una vez aquí, vamos a utilizar el botón "VJBOD Beta" para crear un sistema Virtual JBOD. Una vez aquí, nos explica cuál sería la estructura de Virtual JBOD. Por ejemplo, estamos en este servidor NAS donde tenemos un sistema de almacenamiento y queremos añadir otro espacio de almacenamiento. Lo que vamos a hacer es conectar a otro servidor NAS que esté de forma remota, y una vez estemos conectados, vamos a coger una porción de su almacenamiento y la vamos a añadir a nuestro servidor NAS. Para ello, pasamos al siguiente paso mediante el botón "Siguiente" y veréis qué sencillo es de configurar. Simplemente, hacemos clic en el botón "Detectar", y este servicio encuentra todos los servidores NAS que hay en nuestra red. Como veis, ha encontrado este servidor NAS, y como consejo, vamos a utilizar la IP para conectarnos. Ahora, nos obliga a utilizar el usuario "Admin", y simplemente tenemos que poner la contraseña. Si habéis utilizado el puerto de nuestro servidor NAS por defecto, este apartado no tendréis que tocarlo y si habéis personalizado el puerto de acceso al servidor NAS, tendréis que sustituir este puerto por el que estéis utilizando. Ahora, es el momento de hacer una prueba de conexión haciendo clic en el botón "Test". Como veis, de una forma muy rápida, nos dice que hemos tenido éxito en la conexión. Ahora, simplemente, continuamos con este asistente para crear discos virtuales, haciendo clic en el botón "Siguiente". Ya hemos conectado con el otro servidor NAS, y si hacemos clic en "Detalles", vemos la configuración del almacenamiento, las carpetas compartidas, y las aplicaciones que tenemos instaladas. Podemos cerrar esta ventana. Y lo que vamos a hacer es crear un "LUN iSCSI" en el NAS seleccionado de forma totalmente automática para coger este almacenamiento a través de red. Si queremos que este almacenamiento sea fijo, vamos a seleccionar la opción "Enlace de host". Si por el contrario, vamos a utilizar este almacenamiento para, por ejemplo, crear una copia de seguridad y traspasarla a otro servidor NAS, tendremos que dejar esta opción en blanco. En un futuro, podríamos realizar este mismo proceso en otro servidor NAS y escoger un "LUN iSCSI" que ya tuviéramos creado para recuperar la información en nuestro servidor NAS. Nosotros vamos a utilizar la creación de un "LUN iSCSI" en el NAS seleccionado. Hacemos clic en el botón "Siguiente" de la parte inferior derecha para continuar con el asistente. Ahora vemos nuestro conjunto de almacenamiento en el servidor NAS remoto y lo primero que nos tenemos que fijar es que tenemos 497 GB disponibles. Nosotros vamos a coger 200 GB de este servidor NAS para añadirlos a nuestro host. Ya estamos en el siguiente paso y lo que vamos a hacer es no seleccionar nada en este paso, ya que no queremos utilizar ningún tipo de autenticación, ya que estamos trabajando en una red local y no necesitamos este tipo de seguridad. En caso de que lo necesitáramos, comentar que siempre podemos seleccionar la autenticación "CHAP", pero podríamos observar una pequeña bajada de rendimiento para el uso de almacenamiento externo, ya que podemos tener ciertos problemas de autenticación en algún momento, y esto no sería factible con un sistema de almacenamiento. Vamos a hacer clic en "Siguiente" y vamos a establecer un mínimo de 154 GB para el espacio que queremos coger. Nosotros vamos a seleccionar una cantidad de 200 GB, ya que es lo que queremos utilizar. Hacemos ahora clic en "Siguiente", y ya tenemos nuestro resumen de configuración. De nuevo, hacemos clic en "Siguiente", y comienza a crear un "LUN iSCSI" en el servidor remoto. Como veis, ya tenemos nuestro conjunto de almacenamiento totalmente configurado y tenemos un segundo servidor NAS creado en Virtual JBOD, del cual estamos cogiendo almacenamiento a través de nuestra red local. Como veis, es un sistema muy flexible que nos va a permitir trabajar de una forma muy intuitiva y que va a mejorar nuestra capacidad de añadir o quitar almacenamiento a un servidor NAS.

Servidores NAS QNAP para empresas

Adéntrate en los usos avanzados de los servidores NAS QNAP para aplicar en tu empresa. Aprende a gestionar tu servidor y a tener pleno control sobre sus funciones.

3:12 horas (44 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Formadores:
Fecha de publicación:18/04/2017
Duración:3:12 horas (44 Videos)

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.