Gestión financiera: Fondo de maniobra

Cómo podemos aumentar o reducir el fondo de maniobra

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En este vídeo explicaremos cómo interactúan con el fondo de maniobra algunas fuerzas externas al fondo de maniobra como son los accionistas o dueños de la empresa, y la mayor o menor cantidad de inversiones que la empresa tenga.
04:34

Transcripción

Venimos analizando las diferentes partidas que conforman el fondo de maniobra y hemos visto la importancia de mantener un nivel de seguridad para afrontar los pagos, por lo que se espera contar con un fondo de maniobra positivo. Internamente, el comportamiento de sus componentes hace que pueda ser positivo o negativo atendiendo a circunstancias como: volumen de existencias, política de venta a crédito a clientes, nivel de seguridad en tesorería, utilización de deuda a corto plazo por una incorrecta utilización, por exceso o por defecto, deuda con proveedores, que dependerá del poder de negociación. La propia gestión de algunas empresas como los supermercados o las compañías de seguro presentan un fondo de maniobra negativo, veíamos que sin poner en peligro la solvencia a corto plazo. El exceso de liquidez, sumada a la alta rotación de ventas y cobros, le llevan a decisiones de reinversión de tesorería en fondos a largo plazo más atractivos y rentables. Ahora vamos a revisar qué circunstancias puntuales podrían romper la estabilidad del fondo de maniobra a lo largo del tiempo. Nos referimos a causas externas. Encontramos: la venta de activos no corrientes aumentan el fondo de maniobra. Por ejemplo, vendemos un camión por su valor contable. ¿Qué ocurre? Disminuye el inmovilizado, pero aumenta la tesorería. El activo total de la empresa es invariable; sin embargo, hemos permutado un activo no corriente por uno corriente. Se ve afectada al alza la tesorería por una causa exógena, no es propia de la actividad habitual de la empresa. Si lo vendemos por un valor superior o inferior al valor contable, pasaría lo mismo, pero además se vería afectado el resultado, obteniendo un plus, un beneficio en este primer caso y una perdida en el segundo. Nuevas inversiones disminuirían el fondo de maniobra, especialmente si se pagan con efectivos o con activos muy líquidos. Es el caso contrario. Utilizamos el mismo ejemplo, pero en lugar de vender compramos un camión por valor de 40 000 euros. Si lo pagamos con dinero del banco, baja la tesorería en 40 000 euros –activo a corto plazo– y sube el inmovilizado. Como en el caso anterior, el activo total es el mismo, pero el fondo de maniobra se reduce, y también por algo no sujeto a la actividad habitual. Decíamos que afectaba especialmente si se paga con recursos líquidos. Esto es porque si en lugar de pagar con tesorería propia lo hacemos contrayendo un préstamo, la tesorería permanece invariable, pero aumenta el pasivo. Tendremos un préstamo que antes no teníamos, aunque aquí el efecto es muchísimo menor. El préstamo será por los 40 000 euros del coste del camión, pero tendrá un vencimiento prorrateado en los próximos seis años y el fondo de maniobra solo se verá afectado por la parte a devolver en este ejercicio, que puede ser, por ejemplo, una sexta parte del préstamo. Por tanto, incidencia tiene, pero en este caso mucho menor. Ampliaciones de capital, subvenciones y préstamos a largo plazo aumentan el fondo de maniobra. Claramente, cualquiera de estas circunstancias supone una entrada de dinero, una inyección de tesorería sin repercusión en el pasivo corriente. Por tanto, hace aumentar el fondo de maniobra de forma espectacular. Es una de las soluciones más inmediatas y urgentes ante problemas de liquidez. Las amortizaciones anticipadas de préstamos a largo plazo disminuyen el fondo de maniobra, salida de tesorería, no para cancelar obligaciones a corto plazo, en cuyo caso no afectaría al fondo de maniobra, sino para cancelar obligaciones externas a este entorno que claramente disminuye. El reparto de dividendos disminuye el fondo de maniobra. Esta operación es la inversa de la aportación de capital. Supone una salida de tesorería que tampoco tiene compensación en una bajada del corto plazo, sino que reduce el patrimonio neto. Ni qué decir tiene que en cualquier decisión de este tipo hay que sopesar los efectos, que, como vemos, llevan asociadas consecuencias en ocasiones irreversibles.

Gestión financiera: Fondo de maniobra

Comprende, calcula y controla bien el fondo de maniobra para realizar una gestión empresarial sostenible y responsable tanto con los proveedores como con los trabajadores.

1:18 horas (14 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:11/05/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.