Vamos a actualizar nuestra Política de privacidad próximamente. Te recomendamos consultar el avance.

Prepara tu entrevista de trabajo

Cómo negociar tu salario

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1290 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Destacamos la importancia de escuchar al entrevistador, conocer el mercado y cómo funciona el tema de regulaciones o normas con respecto a sueldos en cada país a la hora de solicitar o negociar un salario.

Transcripción

Una de las primeras cosas que tenemos que hacer antes de pensar en cómo negociar un salario es conocer cómo funciona el tema de regulaciones o normas con respecto a sueldos en cada país. En algunos países existen claras definiciones con respecto al rango salarial a pagar para determinadas posiciones determinada antigüedad o experiencia al igual que con respecto a determinados beneficios asociados. Conocer este punto en detalle es fundamental para saber dónde estamos parados y qué se puede pretender y negociar. Si aún no comenzaste a trabajar, también conocer este punto puede ayudarte a pensar y planificar tu carrera laboral en función del tipo de vida e ingresos que quieras tener. Sin embargo, en la mayoría de nuestros países no existe ninguna lógica norma, rango ni restricción en cuanto a salarios a pagar para cargos administrativos y/o ejecutivos. Simplemente existe un salario mínimo que las empresas tienen que pagar a los trabajadores. Más allá de ese punto no hay reglas, normas y cada empresa define el salario que quiere y puede pagar para cada posición. Para determinados puestos en fábricas o en determinadas entidades o industrias sí existen acuerdos con los sindicatos sobre cuánto se debería pagar cada puesto, experiencia, beneficios adicionales y antigüedad. Con lo cual, si estas aplicando a un puesto administrativo en diversas compañías verás que a igual descripción de puestos los salarios que pagan pueden ser muy diferentes. No nos queda más remedio que nuevamente analizar y averiguar en el mercado para tomar la mejor decisión de dónde trabajar. Qué podemos hacer para averiguar acerca de los salarios que se pagan en las empresas. Como siempre, preguntar a nuestros conocidos es la mejor opción. Nada mejor que conocidos nos cuenten de primera mano cuáles son las bandas salariales que se pagan en la compañía en la que trabajan y qué creen ellos que se puede pretender o solicitar en una entrevista. En general también es bien sabido que determinadas industrias pagan mejor que otras. Como por ejemplo, la industria petrolera empresas de consumo masivo, los bancos, entre otras. Te recomiendo que averigües en tu país si también sucede lo mismo o cuáles son aquellas industrias que mejor pagan. En función de eso también podrás analizar si esas industrias te interesan particularmente o si prefieres apuntar a otro tipo de empresas más allá de los salarios. Es decir, que es importante hacer un análisis de cuánto se paga esa posición en la industria para tener un parámetro de referencia. Existen sitios de internet como Glassdoor donde puedes consultar salarios o LinkedIn que te muestra, en algunos países, cuánto se pagan las posiciones que las empresas publican en su plataforma. Más allá de lo que pague una determinada industria por un puesto de tu interés lo más importante que tienes que hacer es pensar muy claramente y a conciencia cuánto quieres ganar. Tienes que conocer muy bien cuál es tu piso y cuál es tu techo es decir, lo mínimo que estás dispuesto a ganar y lo máximo que te gustaría. Una vez que tienes conocidos y definidos los puntos anteriores entonces estás en condiciones de comenzar una negociación. Lo primero que te pedirán en las empresas en las que apliques es que les menciones cuánto quieres ganar. Eso generalmente sucede durante el periodo de postulación. Así que tendrás que compartirles un número o un rango con tus expectativas. En general, si luego te llaman para una entrevista es porque en general tus expectativas salariales están dentro de lo que la empresa puede pagar. Luego de realizadas las entrevistas del caso, si eres el candidato ideal la empresa te hará una oferta de trabajo con un monto para tu salario. Ese será el momento de analizar si aceptas la oferta tal cual te la hacen o si quieres negociar el número en función de las tareas y actividades que finalmente pretenderán que realices que muchas veces suelen ser mayores a las previstas inicialmente. Realmente si el salario está dentro del rango que pretendías y las tareas son similares a las prometidas no deberías tener demasiado para negociar. Sin embargo, si quieres negociar, tienes que tener en cuenta cuál es el valor agregado que puedes aportar en el puesto y en la industria para qué estás preparado para hacerte cargo en qué seniority o banda de experiencia de tu rol estás. Si vas a comenzar en un trabajo nuevo y rol, entonces ¿estás en la etapa inicial? ¿Ya trabajaste en una posición similar durante tres años, durante cinco? Todos esos factores influirán para que la negociación sea a tu favor. Si te ofrecen un salario menor al que pretendías puedes intentar hacer acuerdos conociendo muy bien tu piso y tu techo. Por ejemplo, puedes decir que estás dispuesto a ingresar por menos de lo que quieres, pero que es importante que te cuenten en cuánto tiempo estiman que puedes llegar a lo que te gustaría. Otra recomendación importante a tener en cuenta es que no tomes el proceso de negociación como algo personal. No se trata de cuánto vales como persona sino de cuánto la empresa está dispuesta a pagar por un trabajo determinado que necesita. Por eso importante despersonalizar todo el proceso de negociación. Muchos éxitos.

Prepara tu entrevista de trabajo

Prepárate para la búsqueda de empleo y realizar tus entrevistas de trabajo de la mejor forma posible. Analiza y planifica las posibles situaciones para obtener resultados exitosos.

2:29 horas (35 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:18/01/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.