Fundamentos de la evaluación del rendimiento

Cómo desarrollar buenas metas

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Para que funcionen, las metas deben abordar distintos objetivos. Deben relacionarse con la habilidad del empleado, con su desarrollo y aspiraciones, contribuir a que la empresa consiga sus metas globales y colaborar con lo que necesita el equipo.
03:52

Transcripción

El proceso de definición de metas no consiste en dictar metas arbitrariamente de jefe a subordinado. Es el proceso de equilibrar varias necesidades para dar a cada empleado metas claras y que fomenten un buen rendimiento. Para que funcionen, las metas deben abordar distintos objetivos, deben relacionarse con la habilidad del empleado, con su desarrollo y aspiraciones, contribuir a que la empresa consiga sus metas globales y apoyar lo que necesita el equipo. No hay metas perfectas, así que no pasa nada si una meta no refuerza cada uno de esos objetivos. Sin embargo, no tener metas puede perjudicarlos. Empecemos con la perspectiva general. Para muchas organizaciones, esto quiere decir metas en cascada. A nivel ejecutivo, para la organización se establecen metas anuales en función del plan estratégico y todo lo aprendido del periodo de rendimiento anterior. Cada una de ellas se comparte con el equipo de directivos un paso más abajo de la organización. Esos directivos deben establecer metas para sus áreas que permitan que se cumplan las metas globales. Este proceso continúa, las metas van cayendo en cascada por la organización hasta la base. Todos los niveles de metas contribuyen al cumplimiento de las metas del siguiente nivel. En un contexto mayor, hay que analizar qué puede cumplir cada empleado. Es fácil desviarse pensando sobre tus necesidades y lo que necesita el equipo, pero siempre tienes que empezar pensando de qué es capaz esa persona. Según tus observaciones y las ultimas evaluaciones de rendimiento, podrás ver rápidamente la tendencia del trabajador. Algunas variaciones con respecto a esa tendencia, son un indicativo para empezar a pensar en metas nuevas. Más allá de su capacidad actual, debes tener en cuenta sus necesidades de desarrollo. Por ejemplo, áreas de mejora de habilidades y conocimiento o cambios en la personalidad. También podrías identificar oportunidades para darles nuevos o mayores niveles de responsabilidad. Puedes darles más cantidad del mismo tipo de trabajo, nuevas tareas de responsabilidad similar, una extensión lateral o nuevas tareas de un nivel mayor de autoridad, un aumento vertical de la autoridad. En cualquier caso, asegúrate de establecer esas nuevas normas teniendo en cuenta su tendencia. La siguiente es una distinción sutil, pero importante. Después de pensar cuáles podrían ser sus necesidades de desarrollo, ve un paso más allá, y valora sus aspiraciones. Todos los empleados son distintos, algunos estarán encantados de decirte, a veces demasiado, dónde querrían estar en los próximos años. Otros son más introvertidos y no comparten sus aspiraciones. Ten un lugar informal donde tomar notas sobre cada uno de tus empleados, con los que comparten sus aspiraciones, toma notas. No te comprometas a cumplir algo a menos que puedas, pero anótalo para pensarlo más adelante. A los que hablan menos, deberás incitarlos a que intervengan en la conversación para descubrir sus aspiraciones. Por último, no te olvides de tener en cuenta las necesidades del equipo. Estar en un equipo puede significar hacer sacrificios. Por ejemplo, digamos que conoces muy bien a uno de tus empleados, sabes sus habilidades y aspiraciones, pero también que el equipo tiene que acabar algo, y a veces, esto implica pedir a alguien que cumpla roles que no le agradan. Todos tienen que hacerlo en algún momento. "Uno para todos", y si eres positivo y respetuoso, la mayoría de los empleados lo entenderá y obedecerá, siempre y cuando, no los tengas apartados de su camino demasiado tiempo. El establecimiento de metas te puede parecer sencillo a simple vista, pero hay varias variables que tener en cuenta. Recuerda esas ideas; si tienes en cuenta las necesidades de la empresa, del equipo y del empleado, tus metas funcionarán.

Fundamentos de la evaluación del rendimiento

Aprende a establecer metas factibles para tus empleados, a darles feedback y cómo realizar las reuniones para hablar sobre el rendimiento que muestra cada miembro de tu equipo.

2:11 horas (27 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:24/04/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.