Jeff Weiner y cómo establecer una cultura y un plan de crecimiento

Cómo conseguiste que creciera el equipo de directivos

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1267 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
El equipo de directivos tiene que desarrollar dos continuos. El primer continuo tiene la resolución de problemas en un extremo y en el otro la orientación. En el segundo continuo, a un lado está la ejecución táctica, y al otro, la estrategia proactiva.
03:07
  Añadir a marcadores

Transcripción

¿Cómo conseguiste que creciera el equipo de directivos? Creo que comienza reconociendo los dos continuos más importantes en los que tiene que moverse un equipo de directivos internacional al expandirse. El primer continuo tiene la resolución de problemas en un extremo y en el otro la orientación. En el segundo continuo, tienes a un lado la ejecución táctica, y al otro, la estrategia proactiva. Al desarrollar un equipo de directivos, estos tienen que entender la importancia de la orientación. Muchas veces ocurre que, una nueva empresa, digamos, con 15 personas, tiene éxito porque los fundadores y los empleados son buenos resolviendo problemas y haciendo su trabajo. Entonces la organización continúa creciendo, y actúan así por reflejo, ya que así les fue bien. Pero al incorporar empleados a tu organización, cuando tengan un problema, te consultarán como experto. Si actúas automáticamente y resuelves el problema por ellos, la próxima vez que tengan un problema, ¿qué crees que harán? Van a volver a ti directamente. Dedica tiempo a desarrollar el continuo. Si reconoces que tienes la capacidad de resolver problemas pero tienes que invertir tiempo en orientar a los demás a solucionarlos por sí mismos, entonces empiezas a alcanzar el nivel de liderazgo. Y la cosa mejora cuando consigues que los demás orienten a sus equipos. Ahí es cuando creces. Tienes por separado «ejecución táctica» y «pensamiento estratégico proactivo». Conseguir eso lleva tiempo, conseguir ese cambio, ejecutar algo en lo que los equipos son buenos y tener éxito. De otra forma, no lo lograrían. Tienes que forjar ciclos. A mí me gusta reservar 90 minutos diarios. Ese tiempo lo dedico a tomarme un respiro. Ato cabos, sintetizo y me pongo al día, puedo tener debates improvisados... Empiezo a pensar proactivamente. Si no dedicas un tiempo a pensar proactivamente, te resultará muy difícil dirigir la organización, porque tendrás que estar constantemente apagando incendios y reaccionando. Toma tu tiempo y piensa. Así podrás guiar a la organización en ese rumbo, y por desgracia, empatando con tus competidores, porque una vez que empiezas ese juego y reaccionas a sus movimientos, se acaba la partida. Ambos continuos necesitan un cambio. Cuando estás en una empresa de 15 personas, lo mejor es que seas bueno en resolver problemas y cumplir el trabajo. Es muy importante. Tienes una visión y tienes un concepto. Tienes un prototipo, tienes que aumentar la financiación, tienes que contratar... Zas, zas, zas. Y cuando empiezas a ser más grande y alcanzar la masa crítica, tienes que empezar esa evolución al menos en esos dos continuos.