Cómo administrar por objetivos

Cómo conseguir una buena rendición de cuentas

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Los grandes equipos conocen la verdad sobre las metas. Las metas bien diseñadas no funcionan sin la rendición de cuentas, que hace que la gente se sienta responsable y cumpla con su deber. Es una sensación de que hay que rendir porque eso es lo que se espera.
03:53

Transcripción

Los grandes equipos conocen la verdad sobre las metas. Las metas bien diseñadas no funcionan sin la rendición de cuentas, hacer que la gente se sienta responsable y cumpla con su deber. Es una sensación de que hay que rendir porque eso es lo que se espera. Es saber que si rindes bien, recibirás los elogios que mereces, y si no lo haces, recibirás el feedback que necesitas. Los equipos con una rendición de cuentas buena cumplen o exceden sus metas y mejoran de inmediato. ¿Cómo mejorar la rendición de cuentas para conseguir buenos resultados? Empieza por ti. Tienes que ganarte el derecho de hacer que los demás asuman su responsabilidad. Para ellos no tiene sentido que los hagas asumir consecuencias si tú no rindes bien y no te haces responsable de ello. Si consigues un logro, sé gentil si te felicitan, y si pierdes un cliente, cometes un error o rindes poco, admítelo, habla sobre ello; muestra algún tipo de penalización. Renuncia a un ayudante, no aceptes el aumento de este año o trabaja algunos fines de semana. Encuentra la forma de que vean que te haces responsable de tus actos. Ahora hablemos de tu equipo. Para generar una rendición de cuentas sólida, empieza con unas expectativas altas de gestión. Es decir, trabaja duro para que todos sepan qué se espera de ellos. Establece metas claras y transparentes, y conversen ocasionalmente para comprobar el progreso. Todos tienen la responsabilidad de avisar si están inseguros sobre algo. Recuerda, en los equipos de alto desempeño no hay sorpresas porque sus miembros dedican algo de tiempo cada día a estar conectados y actualizados. Esto nos lleva a lo siguiente, la franqueza. En equipos fuertes, cuando los empleados hablan sobre el rendimiento, van directos al grano. No andan con insinuaciones ni se van por las ramas. Tienen conversaciones a tiempo real según se vayan necesitando. No esperan a la próxima reunión programada o hasta que llegue la siguiente evaluación del empleado. Son positivos y respetuosos, pero con franqueza. Tampoco creen en convocar muchas reuniones formales. Creen en la conexión, pero saben que puede ocurrir sobre la marcha, orgánicamente, en vez de sentados a una mesa en una reunión aburrida. Por eso hacen tertulias de vez en cuando. Se juntan informalmente tantos miembros del equipo como sea posible para tener una charla rápida pero necesaria. De hecho, si lo haces a menudo, verás que necesitan menos reuniones. Una última táctica es la de los incentivos a nivel de grupo. Son recompensas que se reciben cuando el grupo cumple o excede algunas metas significativas, cosas que sabían con antelación. Por ejemplo, diles que si cierran un gran proyecto la próxima semana, les vas a dar un fin de semana de tres días. Sea lo que sea, tiene que ser merecido, pero cuando ocurre esporádicamente y el equipo valora los resultados, tus empleados no solo buscarán su rendimiento individual, sino que estarán pendientes de sus compañeros. Las metas están bien, pero la rendición de cuentas es el secreto de que funcionen. Con ella, si estableces expectativas fuertes y claras, si hacen tertulias, son francos y das algún incentivo a nivel de grupo, tu equipo ofrecerá mejores resultados.

Cómo administrar por objetivos

Aprende a cambiar tu mentalidad, desarrollar una cultura de motivación y rendición de cuentas, tomar decisiones que importen y mantener una excelencia continua en tu trabajo.

1:16 horas (19 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:30/11/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.