Jeff Weiner y cómo establecer una cultura y un plan de crecimiento

Cómo abordaste los primeros cien días

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1240 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Los primeros días en LinkedIn, Jeff se dedicó a escuchar. Quería conocer el rumbo que estaba tomando la empresa y el rumbo en el que querían ir todos. A partir de ahí ya se pudieron tomar algunas decisiones para concretar su misión, su visión, su estrategia, sus prioridades, sus objetivos, su cultura y sus valores.
02:21
  Añadir a marcadores

Transcripción

¿Cómo abordaste los primeros 100 días? Los primeros 100 días me dediqué a escuchar. Tuve la oportunidad de conocer prácticamente a todos los empleados y equipos, ya fuera en reuniones individuales o en las comidas. Después revisamos todas nuestras líneas de productos y de negocio. Intenté aprender todo lo que pude sobre la empresa, el equipo, el rumbo que estaba tomando y el rumbo en el que querían ir todos. Escuché mucho, más que desarrollar un plan de 100 días. Quería conocer la opinión de los que conocían mejor la compañía: en qué rumbo creían que iría y dónde había estado. Entonces supe que teníamos que tomar algunas decisiones para elegir cómo definirla. Me basé en mi experiencia anterior en una empresa como Yahoo, en la que se combinaban varios campos. Yahoo ayudó a organizar el internet de las masas. Por eso fue capaz de generar valor tan rápidamente. Pero en los últimos años, creo que esa misma ventaja y esa propuesta de valor que había establecido Yahoo se convirtió en un talón de Aquiles. Como se relacionaba con tantas líneas de negocio, invitaba a mucha competencia dentro de las empresas verticales, y una empresa que podría centrarse exclusivamente en un elemento de la vertical, como por ejemplo Google en búsquedas y Amazon en comercio electrónico, creo que tendría más posibilidades de prosperar. Eso es lo más importante que aprendí de Yahoo, y LinkedIn era la siguiente organización de la que podía formar parte. Entre estas experiencias fui administrador invitado. Quería que quedase claro quién éramos y qué intentábamos conseguir. Una de las primeras cosas que hice con el equipo de directivos fue dar forma a nuestra misión, nuestra visión, nuestra oportunidad, nuestra estrategia, nuestras prioridades, nuestros objetivos medibles, nuestra cultura y nuestros valores. Y aunque puede parecer mucho, así define su historia una empresa. Y todo cabe en una página. No tienes que limitarte a una página, pero es un gran método para articular en qué consiste una compañía, de forma clara y sencilla, qué intenta conseguir y cómo quiere hacerlo.