Lightroom Classic CC: Trucos semanales

Colores densos sin saturar

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Con esta serie semanal aprenderás pequeños trucos que mejoren tu flujo de trabajo diario. El objetivo del curso es facilitar el día a día mediante soluciones creativas o formas novedosas de trabajar con Lightroom Classic CC. Dispondrás de distíntas técnicas y consejos que te ayudarán con el trabajo a la hora de la clasificación y organización de archivos, veremos algunos trucos y atajos para cuando llegue el turno de editar nuestras fotografías en el módulo revelado y tambien mejoraremos con algunos comandos la creación de libros, proyecciones y páginas web.
02:24
  Añadir a marcadores

Transcripción

En el truco de esta semana, veremos cómo darle más densidad y vida a un color, sin necesidad de utilizar la saturación. Vamos a ver cómo podemos hacerlo. Normalmente, cuando queremos forzar un poco, darle un poco más de punch a la fotografía, una de las normas es la saturación y el contraste. Bueno, pues vamos a ver cómo sería esa opción. Para una fotografía como esta, vamos a hacer una copia virtual. En los ajustes básicos vamos a darle un poco de contraste, vamos a darle un poco más de saturación y ya tenemos nuestro ajuste realizado con saturación y con contraste. Vamos a darle un poquito más de saturación y un poquito más de contraste, que es la sal y la pimienta de la fotografía: saturación y contraste. Vemos que tenemos unos cielos más azules y, lógicamente, todo ha ganado en vida, en comparación con lo que era antes. Hemos pasado de esto a esto en dos clics. Todo muy maravilloso, todo fantástico. Vamos ahora a ver una opción para darle un poco de carácter a cada uno de nuestros colores sin necesidad de saturar. Y vamos a darle un carácter muy diferente, lógicamente. Para ello, nos vamos a ir a la pestaña de HSL color, vamos a seleccionar HSL y dentro de ese apartado, el apartado de Luminancia. Lo que vamos a hacer va a ser, hacer clic para seleccionar la herramienta de Ajuste en destino, pinchar en el cielo azul y arrastrar hacia abajo. Lo que vamos a conseguir con eso es oscurecer sin la necesidad de saturar el color. Como vemos, cobra vida. Y vamos a hacer lo mismo sobre este tono. También podríamos elevarlo y hacerlo mucho más brillante, pero nos aparece ya de forma diferente. Como veis, simplemente bajando un poco el tono de los colores, podemos lograr que cobren un significado mayor en la fotografía, sin necesidad de saturarlo, que siempre da un resultado de colores un poco más chillones. Vamos a ver el antes y el después, ahora. Como vemos, ha sido un toque, el ajuste pasa muy desapercibido, pero lo justo para ser notado y para haber aportado a nuestra fotografía un toque de realidad y de densidad a ese color, sin necesidad de saturarlo.