El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Acrobat DC esencial

Certificados digitales nuevos

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En Acrobat DC 2017 existen diversas formas de firmar documentos: certificados digitales o dibujando una rúbrica. En ambos casos, los procedimientos para ello son nuevos.
07:03

Transcripción

En Acrobat DC, se puede firmar un documento de varias maneras: con certificados digitales visibles o invisibles o, simplemente, añadiendo una rúbrica. A continuación, vamos a ver cómo firmar un documento de estas dos formas. Para firmar un archivo PDF con un certificado digital, en primer lugar, debemos instalar uno de estos certificados en el sistema, para que Acrobat pueda añadir la firma al documento y, dado el caso, también pueda encriptarlo y protegerlo contra modificaciones posteriores que invalidarían automáticamente el contenido a efectos legales. Para instalar un certificado digital en Acrobat DC, tenemos varias opciones. La más idónea podría ser ir directamente a la pestaña Herramientas y, dentro de la categoría Formularios y firmas, escogeremos la opción Certificados. Esto nos aísla del resto de herramientas, y nos hace visibles, únicamente, aquellas relacionadas con la categoría de Certificados. En este punto, y en cualquier página del documento PDF, podríamos ya firmarlo digitalmente, si dispusiéramos de una firma instalada. Como no es el caso, lo que podemos hacer es seleccionar la opción Certificar, ya sea con firma visible o invisible, para que automáticamente Acrobat DC nos sugiera la creación de un nuevo certificado digital. Esto se puede hacer de varias maneras: en primer lugar, Acrobat nos sugiere la obtención de un identificador digital a partir de un socio de Adobe. Esto no es obligatorio, así que este paso lo podemos saltar, haciendo clic en el botón Aceptar. Entonces, Acrobat nos insta a seleccionar una firma digital de las tres posibles maneras en las cuales podemos instalarla: utilizando un dispositivo externo, como puede ser una llave USB o una tarjeta de identificación; un archivo que ya tengamos existente de una firma digital que ya está instalada en el sistema; o, lo que vamos a elegir en este ejercicio, que es crear un ID digital nuevo. Esta última opción me va a permitir, utilizando únicamente como herramienta Acrobat DC, crear un archivo de firma digital válido para que, a partir de este momento, pueda empezar a firmar documentos PDF. Hago clic, entonces, en el botón Continuar y, una vez generado, éste quedará guardado como un archivo más dentro de mi sistema. Entonces, con esta opción seleccionada, hacemos clic en el botón de Continuar y, ahora, vamos a rellenar este breve formulario, con los campos mínimos exigibles, para que se pueda crear este archivo de firma digital válido. Ponemos un nombre y apellidos y, luego, como mínimo, una dirección válida de correo electrónico. Posteriormente, hacemos clic en el botón Continuar y, como todos los certificados digitales, podemos seleccionar una ubicación del archivo de certificado digital de destino y, sobre todo, tenemos que crear una contraseña al uso para que funcione el certificado digital; ya que si únicamente tuviéramos el archivo, cualquier usuario podría llegar a firmar digitalmente nuestros documentos PDF. Elegimos, entonces, una contraseña que sea lo suficientemente robusta, y el propio Acrobat ya nos lo indica: sobrado de robustez. Y cuando hayamos finalizado, haremos clic en el botón Guardar. Ya tenemos, como mínimo, una identificación digital, una firma digital disponible para certificar el documento, que podremos usar desde este mismo instante, cuando hagamos clic en el botón de Continuar. La diferencia entre firmar un documento PDF o certificarlo, estriba en que si lo certificamos, podemos bloquear el documento tras la firma. Esto quiere decir que otro usuario que quiera introducir cambios, no podrá, a menos que tenga instalada exactamente la misma firma digital, y, además, conozca la contraseña. Esto puede ser muy práctico para evitar cualquier tipo de adulteración de los contenidos de un archivo PDF, por parte de otro usuario que no seamos nosotros. Sin embargo, no es preciso tampoco bloquearlo, sino, simplemente, dejar que algunas partes del documento sean editables. Para ello, podemos dejar en blanco la casilla Bloquear el documento tras la firma, pero luego, dentro del despegable Acciones permitidas tras la certificación, podemos elegir, por ejemplo, que no se permita ningún tipo de cambio o, solamente, el rellenado de campos y firmas digitales; para que otros usuarios puedan estampar su firma en el futuro en el mismo documento, siempre y cuando no se adultere el contenido. Esta segunda opción puede ser muy práctica, por ejemplo, en el caso de contratos que se manejen utilizando el formato digital PDF, y no en papel. Todo esto, recordemos, cuando estamos certificando un documento PDF con una firma digital. Si queremos firmarlo, sin llegar a certificarlo, no tenemos ni por qué bloquear el documento, ni siquiera restringir su edición, simplemente estampamos la firma y ya está. El documento queda liberado, y se puede hasta modificar la misma firma. Vamos a elegir la opción, en este caso, de No permitir ningún tipo de cambio. Para que esta certificación sea válida, deberemos reescribir la contraseña que acabamos de crear para el certificado y, finalmente, hacer clic en el botón de Firmar. Elegimos la ubicación y el nombre del archivo certificado, y hacemos clic en Guardar para tener ya una opción correctamente certificada que podremos revisar dentro del panel Firma. Ahí vemos el documento certificado. Está certificado por nosotros mismos, y esto quiere decir que solamente nosotros, como usuarios, podremos borrar la firma, pero ningún otro usuario que abra este documento PDF y no disponga en su sistema, en Acrobat DC, de certificado digital idéntico, más la contraseña, instalados. Ahora, nosotros, como propietarios de este documento PDF y de su firma, podemos borrarla, con lo cual el documento quedará liberado. Y, a continuación, vamos, simplemente, a añadir una rúbrica, que es un tipo de firma digital que no compromete la seguridad del documento, pero que puede tener validez a efectos legales, al igual que tiene validez a efectos legales una rúbrica escrita en un contrato o en un documento en papel. Para ello, iremos a la pestaña Herramientas, y, dentro de la categoría Formularios y firmas, abrimos la herramienta de Rellenar y firmar. Dentro de esta categoría, veremos que hay una herramienta llamada Firmar. Podemos añadir una firma con iniciales o una firma a partir de un gráfico o un texto. Esta última opción será la que vamos a elegir, con lo cual, vamos a añadir una firma al sistema, que podrá ser a partir de un texto, a partir, también, de una imagen que tengamos, por ejemplo, de una rúbrica escaneada, o que también podríamos llegar a dibujar ahora mismo, en tiempo real, utilizando el panel de Dibujo. Vamos a hacer una rúbrica, sobre esta línea de guía, que quedará guardada en el sistema de Acrobat DC, y que vamos a aplicar, ahora mismo, haciendo clic en el botón del mismo nombre. Tenemos ahí el gráfico y, en la página del PDF que deseemos, con un solo clic podemos estampar dicha rúbrica. Luego, se podrá aumentar o disminuir, y esto, a efectos del archivo informático, es como una imagen que hayamos insertado directamente en esta página, pero que hemos podido dibujar, ahora mismo, utilizando la herramienta de Firma, de dibujo de rúbricas, que viene incluida con Acrobat DC. Una vez que salgamos de aquí, podemos constatar cómo este documento, a pesar de no tener ningún campo de certificado digital, a pesar de no estar encriptado con un certificado digital, sí dispone de una rúbrica, con lo cual, puede tener la misma validez que un documento en papel, una vez impreso.

Acrobat DC esencial

Descubre en este curso online la nueva versión de Adobe Acrobat, con multitud de cambios y novedades respecto a las versiones anteriores, para trabajar a fondo tus documentos PDF.

5:51 horas (79 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:29/05/2015
Actualizado el:22/08/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.