El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Cómo crear equipos de alto rendimiento

Celebra los logros y acepta el fracaso

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
El éxito y el fracaso forman parte de la gestión de equipos. Debes reconocer y fomentar los logros, porque van a suponer un impulso para el equipo, que sentirá que está consiguiendo grandes frutos. Y cuando fracase, tienes que aceptar ese fracaso como una oportunidad de aprendizaje que ayuda al equipo a crecer.
05:18

Transcripción

El éxito y el fracaso forman parte de la gestión de equipos, debes reconocer y fomentar los logros, porque van a suponer un impulso para el equipo, que sentirá que estás consiguiendo grandes frutos. Y cuando fracase, tienes que aceptar ese fracaso como una oportunidad de aprendizaje que ayuda al equipo a crecer. Hay muchas maneras de celebrar los éxitos: puedes ofrecer primas o "bonus", oportunidades de visibilidad, quizás un reconocimiento público, puedes asignar más responsabilidades e incluso un ascenso. Todas son opciones buenas para celebrar el éxito de los miembros de tu equipo. Pero recuerda que, aunque una opción sea la mejor para ti, puede que el equipo no piense lo mismo. Descubre qué motiva a cada empleado y recompénsalo teniendo eso en cuenta. Si no lo haces, puede que lo que significa una gran recompensa para ti, sea horrible para ese empleado. Por ejemplo, si alguien de tu equipo es muy introvertido y decides que vas a celebrar su logro subiéndolo a un podio delante de un público numeroso y le comunicas: "Esta es tu oportunidad de sobresalir y compartir tu iniciativa con 50 personas", ese empleado va a odiar la situación y se va a sentir muy incómodo. Tú piensas que lo estás recompensando celebrando su éxito, pero para él es una mala experiencia. O, por ejemplo, tienes a alguien que está muy contento con su cargo actual y su nivel de responsabilidad porque le permite tener un equilibrio entre su vida personal y su vida laboral, y decides que está haciendo un gran trabajo y para celebrar su logro le das un ascenso con muchas más responsabilidades. Ahora se está tirando de los pelos del estrés y el descontento, porque le gustaba su cargo anterior y, para él, ese ascenso no es una buena forma de celebrar el éxito, de hecho es como un castigo. Cuando quieras celebrar el logro de un empleado, ponte en su lugar y piensa qué es lo que más valora ese trabajador. Comunica ese éxito al resto del equipo, eso ayuda a impulsar al equipo. Y crea una cultura del triunfo entre los miembros del equipo, los empleados estarán orgullosos de relacionarse con esos compañeros que consiguen grandes triunfos. Al igual que hay éxitos que celebrar, también habrá fracasos y debes tener cuidado, ya que pueden perjudicar al equipo si no sabes gestionarlos. Cuando algo salga mal, lo primero que hay que tener en cuenta es evitar echar la culpa, debes convertirlo en una oportunidad de aprendizaje. No es personal, no es por culpa de ese empleado, el fracaso surge de una serie de conductas y elecciones que no salieron bien. Busca la oportunidad de aprendizaje, piensa en las medidas que se pueden tomar en el futuro para evitar esos fracasos. Veamos algunos principios para lidiar con los fallos. Primero, fracasen como equipo. Deconstruye el fracaso y conoce cuáles fueron las causas. Identifica los puntos en los que el equipo puede mejorar. Quizás fue un fallo en un proceso o en la transmisión de información entre dos empleados. Trata de no echar la culpa a una sola persona, fíjate en los procesos que sigue el equipo y en dónde se ha fallado. Incluso, en estos casos donde hay errores, felicita a los empleados por haber asumido un riesgo, siempre hay que arriesgarse para ganar. Si no fomentas que tus empleados asuman un riesgo, vas a tener una cultura adversa al riesgo donde todos se paralizan y no toman decisiones y entonces no vas a conseguir beneficios. Al hablar sobre el fracaso, haz que la gente valore. "Este es el riesgo que asumimos, creíamos que estas eran nuestras probabilidades de éxito. Este fue el resultado y no funcionó bien. Esta fue la verdadera probabilidad. ¿Qué debemos hacer la próxima vez? " Felicítalos cuando asuman riesgos y piensa cómo puedes reducir los riesgos en la próxima situación. Tu tarea como jefe es asegurarte de que celebras todas las formas de éxito, cada oportunidad que logres. Celebra al empleado al que intentas recompensar de manera personalizada. En cuanto a los fracasos, evita centrarlos en un responsable y enfócalos así: ¿qué hemos hecho mal como equipo y qué podemos hacer mejor la próxima vez? Con este planteamiento sano, equilibrarás el éxito y el fracaso, continuarás impulsando a tu equipo y mantendrás motivados a los empleados.

Cómo crear equipos de alto rendimiento

Desarrolla y crea equipos de alto rendimiento, algo que te va a permitir mantener a tus empleados y tu empresa al más alto nivel y compitiendo por opciones de negocio.

2:18 horas (29 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Formadores:
Fecha de publicación:23/08/2017
Duración:2:18 horas (29 Videos)

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.