Fundamentos de la gestión de proyectos: Riesgos

Categoriza y consolida los riesgos

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Haber identificado muchos riesgos te aportará beneficios. Sin embargo, gestionarlos puede ser engorroso. Una técnica muy recomendable es clasificar los riesgos del proyecto. Vamos a ver algunas formas de hacerlo y algunos consejos.
04:12

Transcripción

Haber identificado muchos riesgos te aportará beneficios, sin embargo, gestionarlos puede ser engorroso. Cuando compramos provisiones, las distribuimos en bolsas para el congelador, el refrigerador y la despensa, y en casa las organizamos, lo mismo ocurre con los riesgos. ¿Cómo puedes agruparlos bien para manejarlos? Clasificar los riesgos del proyecto es una técnica muy recomendable. Vamos a ver algunas formas de hacerlo y algunos consejos. Mi primer consejo es que te fijes en las restricciones del tiempo, el alcance y los costos, así como en la calidad y los recursos. Fíjate en cómo los riesgos impactan en tu proyecto e identifica problemas en el presupuesto, el plazo, el personal y los requisitos. Localiza riesgos con causas comunes. Por ejemplo, que no tienes empleados suficientes o que faltan empleados con las habilidades necesarias. En este caso, muchos riesgos podrán englobarse en la categoría de "Empleados y habilidades". Otra forma de organizar los riesgos es por áreas de negocio como "Riesgos en el mercado externo" o "Cambios en la estrategia empresarial". Esto puede servirte cuando hables con tu cliente y trates los riesgos que pueden influir en el proyecto. Con este planteamiento dejas ver que gestionas el proyecto teniendo en cuenta al cliente y sus necesidades, también demuestras que gestionas los riesgos apropiadamente. Una tercera forma de dividir los riesgos es por temas técnicos. Pueden ser problemas de "Diseño y desarrollo", "Riesgos de prueba y mantenimiento" e "Incertidumbre técnica" o puedes tener riesgos en productos técnicos como "Requisitos demasiado complejos" u otros como "Gestionar a proveedores externos". Cuarto, puedes utilizar una categoría de integración de riesgos. La integración de los riesgos se da cuando trabajas en un proyecto y en la organización suceden varias cosas a la vez. Si tienes otros nueve proyectos apuntando a una área comercial concreta, puede ser una señal de que deberías hacer una integración, cuando se deben aplicar soluciones en conjunto. Si tienes que coordinar los cambiosde varios proyectos, podrían aparecer riesgos considerables, esto es algo que muchos gestores pasan por alto. Aunque estas son categorías comunes puede que, al gestionar tus proyectos, encuentres otras. Independientemente de las que crees, aquí tienes algunos consejos para gestionar los riesgos con grupos diferenciados. Primero, si crees que será de ayuda revisa las categorías. Cuando el proyecto avance irás descubriendo más información sobre los riesgos. Como consecuencia aparecerán nuevas categorías. Algunos riesgos pueden entrar en varias, dependiendo de las etapas del proyecto, así que fíjatebien. Continúa identificando riesgos y rangos según avanza el proyecto. Puedes hacerlo en tus reuniones regulares. Mi segundo consejo es que tu lista de categorías sea breve y simple. Evita tener una gran cantidad de distinciones, para que tú y tu equipo no tengan dificultades haciendo que aparezcan todas. Por último, al asignar niveles de riesgos, concreta tanto como te sea posible. Clasifica los riesgos con una relevancia común, de forma que tú, el equipo y las partes involucradas las entiendan. Buscar categorías puede ayudar a gestionar los riesgos de forma fácil, además las partes involucradas los distinguirán claramente y tú tomarás mejores decisiones para abordarlos.

Fundamentos de la gestión de proyectos: Riesgos

Descubre cómo tramitar la tolerancia de las partes involucradas al riesgo, cómo crear un registro de riesgos y cómo mantener la continuidad del proyecto cuando estos aparezcan.

1:13 horas (20 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:27/04/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.