Cómo ejercer tu influencia

Busca más que resultados

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1244 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Cuando intentas influir, hay mucho más en juego que los resultados a corto plazo. Los resultados son importantes: completar tareas, aprobar proyectos, ganar promociones y conseguir ventas. Los resultados destacan. Captan la atención. Pero más visible no significa siempre más importante.
03:57

Transcripción

Marshall Goldsmith plantea esta situación como un test que muchos líderes suspenden. Tú y tu pareja van a cenar. Esta noche quieres ir a un restaurante concreto. Tu pareja quiere ir a otro y ninguno cede. Los dos discuten, accedes a ir al que eligió ella, y resulta que la comida es terrible. Hay dos opciones. La opción A es quejarte y decir «Nos lo hubiéramos ahorrado si me hubieras hecho caso». O la opción B. No te quejas, tomas la comida, disfrutas el estar con tu pareja y tienen una agradable velada. Sabemos que la opción correcta es la B, ¿pero cuántos estamos tentados a elegir la A? Espero que lo hagas mejor que yo. Cuando Marshall contó esto, me incomodé, porque hacía poco, había elegido la opción A con mi novia. La A es incorrecta, porque con tu pareja, siempre hay algo más que ganar o perder. Lo sabemos. Con nuestros seres queridos está claro, pero si lo piensas, cuando intentas influir, hay mucho más en juego que los resultados a corto plazo. Los resultados son importantes: completar tareas, aprobar proyectos, ganar promociones y conseguir ventas. Los resultados destacan. Captan la atención. Pero más visible no significa siempre más importante. El impacto de la relación no siempre es evidente, pero es crucial y se ve afectado por cómo ejerces la influencia. ¿Los demás se van contentos después de interactuar contigo o se sienten mal? ¿Su confianza en ti aumenta o disminuye? ¿Tu relación con la persona se fortaleció o disminuyó de valor? De una forma u otra, afectará tus resultados. Ocurre lo mismo con tu reputación. Warren Buffett dijo «Hacen falta 20 años para crear una reputación, y cinco minutos para destruirla. Si lo supieras, actuarías de otra forma». Cuando intentas influir en alguien, ¿qué cuenta sobre ti? Va a hablar sobre ti. ¿Dirá que actuaste con integridad, profesionalidad, rigor y una fuerza persuasiva positiva? ¿O dirá aspectos negativos? Puede pasar una cosa o la otra. Está muy bien conseguir grandes resultados, pero si perjudicas tus relaciones y tu reputación, Los demás estarán menos dispuestos a apoyarte e incluso trabajarán para desautorizarte. Por eso, las personas influyentes deben pensar en las implicaciones a largo plazo incluso en los actos a corto plazo. Impulsan los resultados con vigor y también se preocupan por cómo obtienen esos resultados. En todas las interacciones de influencia, no solo busques resultados. Esfuérzate por fortalecer tus relaciones y tu reputación. Aquí tienes un ejercicio diario para ayudarte a mantener presentes esas erres. Lo llamo el test de las erres. Antes, durante y después de tus interacciones. Antes de interactuar con otra persona o grupo, pregúntate «¿Cómo puedo desarrollar relaciones y crear una base para una reputación positiva con esta interacción?» Durante la interacción, asegúrate de que tus acciones cumplen tus estándares. ¿Lo que estoy a punto de decir o hacer aumenta la confianza y el respeto de los demás y mi propia credibilidad? ¿Qué pasa si me graban en vídeo y audio? ¿Me sentiría orgulloso si otras personas de las que valoro su opinión ven la grabación? Y después de tu interacción, revisa tus conductas y pregúntate «¿Actué con integridad, claridad y respeto? Después de interactuar conmigo, ¿los demás sacaron provecho o se quedaron igual que antes? ¿Tengo que manejar malentendidos, errores u oportunidades perdidas? Haz los tests para tener mejores resultados hoy y una influencia positiva mañana.

Cómo ejercer tu influencia

Ejerce influencia en otras personas gracias a unas metodologías probadas científicamente con las que aprender a determinar los mejores pasos cuando los demás busquen tu consejo.

1:21 horas (28 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.