Aprende a ser asertivo

Aprende a mostrar tu desacuerdo haciendo preguntas

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1110 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La siguiente técnica es la de las preguntas. Tendemos a evitar las situaciones donde la otra persona nos critica pero, o tiene razón y podemos aprender algo, o se equivoca y puedes decidir si merece la pena defenderte o aplicar el banco de niebla. Recurre a las preguntas si quieres saber cuál es el verdadero problema.
04:35

Transcripción

La siguiente técnica es la de las preguntas. Puede que el otro tenga razón. Si alguien te dice «¡El informe que has escrito no valía para nada!», pregúntale «¿Qué es lo que no te gusta?» Tendemos a evitar las situaciones donde nos critican, pero o tienen razón y podemos aprender algo, o se equivocan y puedes decidir si vale la pena defenderte o aplicar el banco de niebla y dejarlo con algo como «Sí, podría estar mejor». A veces no tiene sentido involucrarse. Hay una técnica genial para descubrir cuál es el verdadero problema de alguien. Se llama «pelar la cebolla». Tienes que decir «Aparte de eso...» Podrías decir «Aparte del error de numeración de páginas, ¿qué te parece el trabajo?» Y puede que te diga «Aparte de eso, el informe estaba bien». Pero si añade otra cosa que no le gustaba, significa que la primera no era el verdadero motivo. Continúa diciendo «Aparte de esas cosas, ¿el informe estaba bien?» Y cuando por fin diga «Eso era todo», sabrás los verdaderos motivos. Muchas veces, el último motivo es el más importante. ¿Por qué no se dice primero? Muchas veces, la gente tiene miedo de que si se empieza por el verdadero motivo, puedas resolverlo de alguna forma. Esto se aplica a cuando te dicen «No». Supongamos que le comentas a alguien «Me gustaría usar este nuevo sistema de computadoras», y te responde «Mejor no». Entonces preguntas por qué y te dice «La pantalla me da dolor de cabeza». En vez de lidiar con esa razón, pregunta: «Aparte de eso, ¿hay algún otro motivo para no usarlo?» Supongamos que sigue: «Sí. También me parece que los menús son confusos». Podrías decir «¿Algo más, aparte de eso?» Si responde «No, eso era todo», sabes que los menús son la razón principal, no la pantalla. Muchas veces no se empieza por la verdadera razón, así que tienes que pelar la cebolla para encontrar el problema principal. Cuando lo encuentres, puedes pasar a otros tipos de preguntas. El primer tipo es la pregunta para debilitar. Este funciona conmigo. Si alguien me dice que no tengo razón, no lo creo, pero si me pregunta cómo sé que tengo razón, no sé qué decir. Preguntar para debilitar es muy sutil pero muy eficaz. El segundo tipo de preguntas es la pregunta para persuadir. Supón que quieres persuadir a alguien para que deje de fumar. Si solo dices «Deberías dejar de fumar», no va a funcionar. Te va a decir «No. Soy adicto. No quiero». Es mejor preguntar «¿Nunca has pensado en dejar de fumar? Cuando pensaste en dejar de fumar, ¿cuál era tu motivación?» Si te responde «Me gustaría jugar mejor al fútbol», di «¿Por qué es importante jugar al fútbol?» Puede que diga «Quiero jugar con mis nietos», así que puedes preguntarle sobre eso. Entonces sabrás cuál es su verdadera motivación. Es información importante para persuadirlo de que lo deje. Después puedes preguntar cuál es el impedimento. ¿Por qué no lo deja? ¿Qué podría hacer para superar ese impedimento? Estas preguntas te dan información muy útil de lo que piensa. Todo lo que dice es verdad para sí mismo. Si tú dices «Deberías dejarlo», no es acertado, pero si él mismo afirma «Debería dejarlo», es una verdad para él. El tercer tipo de pregunta es la pregunta para discrepar. Supón que quieres convencer a alguien de que los coches diésel son mejores. Podrías comentar «¿Conoces los datos de aceleración y ahorro de los coches diésel?» «Si existe una prueba de que los coches diésel son mejores, ¿estarías preparado para considerarlo?» o «Creo que eres alguien abierto de miras para probar uno». Estas son preguntas para discrepar. ¿Has estado en una situación donde te encontraste con una barrera y podrías haberla pasado haciendo preguntas? Piensa en ocasiones donde pelar la cebolla hubiera sido una forma de descubrir lo que pensaba el otro. ¿Conoces a alguien que responda bien a este tipo de preguntas? Ya sea para debilitar, persuadir o discrepar.

Aprende a ser asertivo

Aprende qué significa la asertividad, en qué se diferencia de la agresión y cómo evitar respuestas violentas siendo asertivo gracias a técnicas específicas que podrás aplicar.

53 min (17 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Solo para suscriptores
Fecha de publicación:29/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.