Vamos a actualizar nuestra Política de privacidad próximamente. Te recomendamos consultar el avance.

Aprende LinkedIn Ads

Anuncios de texto en LinkedIn

Ver videos gratis

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1290 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
LinkedIn da la posibilidad de elegir entre dos tipos de anuncios según el tipo de campaña que queremos llevar a cabo: anuncios regulares (o de texto) y posteos o actualizaciones patrocinadas. Analizamos en detalle cómo funcionan los anuncios de texto y las mejores prácticas para desarrollarlos.

Transcripción

LinkedIn da la posibilidad de elegir entre dos tipos de anuncios según el tipo de campañas que queremos llevar a cabo: anuncios regulares o de texto y posteos o actualizaciones patrocinadas. Los anuncios regulares son recomendables para campañas más directas cuando queremos promocionar una oferta concreta o cuando invitamos al usuario directamente a la compra o contratación de un producto o servicio. ¿Por qué deberíamos elegir este tipo de anuncios? Los anuncios de texto son muy fáciles de crear e ideales para campañas con presupuesto limitado. Estos anuncios aparecen en el lateral derecho de varias páginas dentro de LinkedIn. Al optar por este tipo de anuncios, podemos elegir a dónde deberían llegar las personas cuando hacen clic en el anuncio. En este caso, podemos seleccionar que lleguen a nuestra pagina de LinkedIn o bien llevarlos a que lleguen a nuestra web, y en ese caso debemos poner la dirección o URL de nuestro sitio. El paso siguiente es definir un título, el cual podrá tener hasta 25 caracteres. Podemos probar distintos tipos de titulares, por ejemplo, en forma de pregunta que despierte interés, poniendo directamente un descuento u oferta atractiva; proponiendo un aprendizaje, como por ejemplo: "Cómo escribir un buen anuncio"; o dando una orden, por ejemplo: "Inscríbete hoy al MBA". Luego podemos añadir una imagen. Los anuncios con imágenes reciben hasta un 20 % más de clics. Y finalmente escribir el texto del anuncio, cuyo límite es de 75 caracteres. En este texto deberíamos explicar con una buena razón por qué los usuarios deberían hacer clic en el anuncio y agregar una llamada a la acción contundente. Algunos buenos ejemplos serían: "Regístrate hoy", "Descarga la guía", "Pruébalo gratis". Veamos algunas de las mejores prácticas para optimizar el rendimiento de las campañas de anuncios de texto y asegurarnos de captar la atención del público objetivo con éxito. En primer lugar debemos crear contenido atractivo, los anuncios que mejor funcionan son aquellos que resultan relevantes para nuestra audiencia e incluyen palabras claras y convincentes. Debemos elegir palabras que capturen la atención del público objetivo, las personas utilizan LinkedIn para obtener información relevante sobre su profesión o aptitudes. Por lo tanto, es importante ponernos en el lugar de nuestra audiencia para crear los anuncios. A su vez, debemos darle a los usuarios una razón para hacer clic en el anuncio destacando artículos técnicos, pruebas gratuitas y beneficios únicos o demostraciones. Es importante incluir un "call to action" o una frase de llamado a la acción como por ejemplo: "Prueba ahora", "Descarga", "Regístrate" o "Solicita una reunión". También tenemos la opción de incluir una imagen que sea relevante y acorde con la oferta. El color de fondo de LinkedIn es neutro, por lo que las imágenes con colores brillantes tienen más probabilidades de captar la atención del público. El tamaño máximo de la imagen es de 50 píxeles de alto por 50 píxeles de ancho y debemos asegurarnos de que el contenido se pueda leer en ese tamaño. Por último, debemos tener en cuenta cumplir con las pautas de publicidad establecidas por LinkedIn para determinar si los anuncios son apropiados para publicarse. Cualquier anuncio que infrinja sus lineamientos será retirado de LinkedIn. Los anuncios admisibles publicitan productos y servicios legales que son aptos para profesionales y aspirantes a profesionales, sin engañar o poner en peligro la seguridad de las personas. En este aspecto debemos manejarnos con honestidad e imparcialidad, no engañar o mentir en el anuncio, no utilizar contenido provocador u ofensivo ni promocionar productos o servicios restringidos como por ejemplo: tabaco, bebidas alcohólicas, fármacos, armas, contenido sexual, juegos y apuestas. Una sugerencia más es monitorear el porcentaje de clics del anuncio, comúnmente llamado CTR. Es común que este ratio empiece a declinar si se muestra el mismo anuncio semana tras semana. Una buena práctica consiste en actualizar los anuncios al menos una vez por semana con un nuevo texto o nuevas imágenes. Otra buena práctica es probar variantes del anuncio. Una cuenta está organizada por campañas, cada campaña tiene su propio presupuesto, puja, segmentación y variaciones del anuncio. Dentro de la campaña, es recomendable crear al menos 2 a 4 variantes de anuncios modificando el texto, el llamado a la acción o las imágenes, para poder comparar su rendimiento. Podemos crear hasta 100 variantes del anuncio, para comprobar qué combinación de texto e imagen tiene mejores resultados en nuestro público objetivo. ¿Cómo funciona? Al inicio, todos los anuncios creados y activos se mostrarán al público objetivo seleccionado. A medida que comenzamos a recibir clics, el anuncio que obtenga mejores resultados en lo que se refiere a CTR será mostrado con mayor frecuencia y recibirá más clics. A continuación podemos pausar los anuncios que tienen el porcentaje de clics más bajo y experimentar con nuevas variaciones, para encontrar anuncios que tengan un CTR superior. Es necesario también delimitar el público objetivo a usuarios que puedan estar interesados en nuestra oferta y asegurarnos de crear anuncios que atraigan a ese público en particular. Para campañas de anuncios de texto, la sugerencia de LinkedIn es que nuestro target esté compuesto por 60.000 a 600.000 miembros. Por último debemos tener en cuenta establecer una oferta competitiva, para cada campaña debemos seleccionar un método de pago, ya sea por clic o CPC o pagar por cada 1.000 impresiones, lo que comúnmente llamamos CPM. También se establece una puja, que es el máximo que estás dispuesto a pagar por clic o 1.000 impresiones. Si el objetivo es tener una oferta competitiva y ganar la subasta contra otros anunciantes que compiten por el mismo público objetivo, la sugerencia es establecer una oferta que esté en el extremo superior del intervalo de oferta sugerido. La escala de puja sugerida es una estimación que se calcula a partir de las ofertas por parte de otros anunciantes. Cuanto más alta sea la puja en la escala, más probabilidades tendremos de que el anuncio se muestre y reciba clics. ¿Cómo funciona una subasta? Una subasta en tiempo real tendrá lugar cada vez que un usuario de LinkedIn visite una página que contiene un anuncio. Si el usuario se encuentra dentro de tus opciones de segmentación, el anuncio participará en una subasta junto con las pujas de otros anunciantes. Si nuestra oferta no se encuentra dentro de la escala sugerida, es menos probable que el anuncio gane la puja, lo que implica recibir menos o ninguna impresión o clics.

Aprende LinkedIn Ads

Explora las oportunidades de publicidad que ofrece LinkedIn para poder incorporarlas a tus procesos de marketing o venta e incluso para campañas de posicionamiento.

1:33 horas (20 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Open Training
Fecha de publicación:7/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.