Lightroom Classic CC: Trucos semanales

Ajustes de revelado para vídeo

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Con esta serie semanal aprenderás pequeños trucos que mejoren tu flujo de trabajo diario. El objetivo del curso es facilitar el día a día mediante soluciones creativas o formas novedosas de trabajar con Lightroom Classic CC. Dispondrás de distíntas técnicas y consejos que te ayudarán con el trabajo a la hora de la clasificación y organización de archivos, veremos algunos trucos y atajos para cuando llegue el turno de editar nuestras fotografías en el módulo revelado y tambien mejoraremos con algunos comandos la creación de libros, proyecciones y páginas web.
03:21
  Añadir a marcadores

Transcripción

En el truco de esta semana vamos a ver cómo podemos aprovechar el módulo Revelado para editar nuestros archivos de vídeo. Lógicamente, no podemos usar el módulo Revelado para editar un archivo de vídeo, pero vamos a ver cómo podemos aprovecharnos de él para luego poder aplicar esos ajustes a nuestros clips de vídeo. Cuando trabajamos con vídeo dentro de Lightroom hay determinadas acciones que no podemos realizar, como, por ejemplo, entrar en el módulo Revelado con un archivo de vídeo, no podemos editarlo ahí. Lo que sí podemos hacer es aplicar los ajustes del Revelado rápido directamente sobre un archivo de vídeo. No son todos los ajustes del módulo Revelado, y tampoco los podemos usar dentro del módulo Revelado, sino que tenemos que ajustarlos aquí. Para tratar de engañar un poco al sistema lo que podemos hacer es trabajar estos ajustes, pero trabajarlos dentro del módulo Revelado, que lo vamos a poder hacer muchísimo mejor. Para ello, lo que hacemos es, dentro del vídeo, seleccionamos uno de los fotogramas, ―este por ejemplo―, y hacemos clic en este icono, opción Capturar fotograma. Con el fotograma capturado, ya entramos dentro del módulo Revelado, porque es un JPEG, el fotograma capturado, y aquí hay determinadas cosas que voy a poder hacer. Por ejemplo, no voy a poder subir el nivel de Sombras, al JPEG sí que se lo voy a poder subir, pero cuando trate de aplicarle ese ajuste al vídeo no va a poder ser posible. Lo que sí puedo hacer es modificar la Curva de tonos. Al modificar la Curva de tonos, prácticamente, puedo hacer cualquier cosa. Puedo subir un poco esta parte de aquí, puedo hacer así, con la Curva de tonos por la parte de arriba, y ahora aquí, en Básicos, puedo aplicarle Contraste, con lo cual, lo que he conseguido ha sido subir un poco el nivel de esta zona de aquí, de la zona de sombras, sin necesidad de reventar las altas luces, y ahora, puedo jugar con la Exposición a un lado o a otro, porque la Exposición sí que es una cosa que voy a poder controlar después en el vídeo. También voy a poder controlar el nivel de Blancos y el nivel de Negros, con lo cual, puedo subir ambos niveles o bajarlo hasta que encuentre la edición que me gustaría para este clip de vídeo. Una vez hecho el revelado, vamos a ir a la Biblioteca, y en la Biblioteca vamos a visualizar el vídeo. Vamos a hacer clic en nuestro fotograma en formato JPEG, vamos a seleccionar el vídeo también, y, ahora, le decimos que queremos Sincronizar los ajustes. Automáticamente, el programa me dice qué puedo sincronizar y qué no, todas las opciones que no están en negro son opciones que se han perdido. Aquí vemos todo lo que podemos utilizar para variar la estética de nuestro clip de vídeo. Simplemente, tengo que hacer clic ahora en Sincronizar y se copiarán los ajustes de mi archivo en formato JPEG a mi archivo de vídeo. Entonces, la próxima vez que entre en mi archivo de vídeo para visualizarlo ya tendré esos ajustes copiados. Ya, como vemos, el vídeo ha variado sus ajustes de Tono. Lógicamente, es una forma pequeñita de engañar al programa, pero de poder utilizar el módulo Revelado con los archivos de vídeo.