El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Cinema 4D práctico: Presentación de producto

Ajustes de render finales: resolución de salida.

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Por último, definiremos las opciones de render de salida finales, teniendo en cuenta cómo trabajar si tenemos en mente imprimir nuestro trabajo con una calidad óptima que no desmerezca el esfuerzo realizado hasta el momento.

Transcripción

Con nuestro proyecto terminado, ya solo nos queda prepararlo para su salida directa a impresión. En este caso, vamos a crear una imagen que sabemos va a imprimirse en una publicación, y nos han pedido que el tamaño de nuestra imagen debe ser de 12 centímetros de ancho por 15 de alto y la necesitan, para tener calidad óptima de impresión, a 300 puntos por pulgada. Bien, vamos a ajustar el render para poder sacar esa resolución y, como primera medida vamos a comprobar que por defecto la resolución que traen las imágenes en el render es de 72 puntos por pulgada que es la resolución estándar en cuanto a resolución de pantalla, ¿de acuerdo?, siempre que tengamos una resolución de pantalla, tendrá 72 puntos por pulgada. Pero claro, nos están pidiendo una cosa muy concreta. No hay problema, el Cinema 4D puede directamente adaptarse a lo que necesitemos. En este caso, vemos que la unidad tanto de ancho como de alto está medida en píxels, pero nosotros podemos cambiar esa unidad, podemos decirle que sea a centímetros, milímetros, pulgadas, lo que queramos. Así que nos han pedido 12 centímetros por 15, vemos que si nos queda, un poquito baja la proporción vertical, no pasa nada. Como tenemos decorado de sobra, y es muy poquita la variación, lo aumentamos, vemos que el rencuadre sigue siendo adecuado. Si acaso si queremos, podríamos volver a acercarlo un poquito para compensar lo que hemos perdido. Volvemos a bloquear la proporción para garantizar que no perdemos la buena composición de nuestra imagen. Y ahora solo queda reajustar la resolución. Fijaos que ahora mismo la resolución de la imagen me la está marcando aquí; es de 340 por 425 píxeles. De esta manera, vamos a sacar una imagen de 12 por 15, pero solo a 72 puntos por pulgada. ¿Qué va a ocurrir si lo subo a 300? Pues que claramente va a aumentar la resolución. Internamente calcula cuál es la resolución apropiada y es exactamente 1.417 por 1.771. De esta forma, podríamos ya generar el render de salida, como veis ya tiene un tamaño considerable. Tardará lo que tenga que tardar, pero podremos tener nuestra imagen a la resolución apropiada. Un método muy sencillo por el cual podemos adaptarnos a cualquier tipo de resolución. Obviamente Cinema 4D no está preparado únicamente para hacer animación, en esos casos siempre tendremos la resolución a 72 puntos por pulgada, sino que también contempla la posibilidad de generar este tipo de trabajo. Bien, aquí tenemos la salida del render, que si lo vemos a su tamaño real, al 100%, podemos apreciar con facilidad la calidad de la imagen. Yo creo que estamos teniendo muy buen resultado, en cuanto a calidad. Fijaos la de matices que hay, la suavidad que tiene todo, lo difusa que es la luz, pequeños brillos que aparecen. Hemos conseguido yo creo un resultado bastante apropiado. Fijaos que incluso el kiwi funciona muy bien, muy húmedo como debería ser. Así que nada, aquí tenéis vuestro esfuerzo de todo el curso recompensado con esta imagen final.

Cinema 4D práctico: Presentación de producto

Potencia al máximo los productos de tus clientes. Para ello aprenderás a crear tu estudio fotográfico, donde simular las condiciones de iluminación de un estudio profesional.

2:35 horas (24 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:1/02/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.