El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Office 365 esencial: Administración

Administrar los buzones con Exchange

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Desde la administración de Exchange podemos cambiar las características de los buzones, pero no podemos crear nuevos buzones. Para eso tenemos que ir a la administración de Office 365.

Transcripción

Anteriormente, examinamos el centro de administración de Office 365 y vimos cómo crear usuarios y administrarlos desde esa consola. Ahora estamos viendo el centro de administración de Exchange y cómo podemos administrar los buzones que están asociados con las cuentas de usuario que se crearon desde el centro de amnistración de Office 365. Para gestionar estos buzones, he de irme a Destinatarios Buzones. Desde aquí, puedo modificar las propiedades de un buzón pero como podemos observar, no podemos dar de alta un buzón nuevo. Esto solo lo podemos hacer cuando creamos un usuario desde la consola de administración de Office 365. Por tanto, para modificar este buzón, voy a darle aquí a Editar y se me mostrará esta pantalla con todas sus opciones. Estoy en la pestaña General donde tengo la información básica de cuando dimos de alta la cuenta del usuario su nombre, sus iniciales, apellidos, un nombre para mostrar y un alias, así como líder de usuario. Si hacemos clic en Uso del buzón voy a disponer de la información del último inicio de sesión de este usuario. Así como de la cuota que le queda restante de almacenamiento en el buzón de Microsoft Exhange. Vemos cómo tiene solo consumido 5 MB de los 99 GB que tiene disponible. Este espacio disponible realmente nos lo marcará nuestra suscripción a Office 365. Vamos con la Información de contacto. Aquí vamos a encontrar todos los detalles que introdujimos dentro de la creación de la cuenta del usuario o que hemos modificado con posterioridad. Todos estos detalles están disponibles dentro de la ficha del contacto que mantendremos en la libreta de direcciones de la organización. Así la podremos consultar, tanto desde el cliente del Microsoft Outlook como desde la página web, es decir, desde el Outlook basado en web así como desde Skype Empresarial. Vamos con la información relativa a la empresa. La encontraremos en la pestaña de Organización. Aquí disponemos de información del puesto, del departamento de la compañía y una opción muy interesante es la de indicar el responsable o administrador. La ventaja de esto es que podremos establecer una cadena de mando dentro de la organización. De forma que dispondremos de una jerarquía de empleados y responsables dentro de la empresa. Así podremos consultar desde la libreta de direcciones esta jerarquía, y saber a quién dirigirnos para cada tema. Si seguimos y hacemos clic en Dirección de Correo Electrónico tenemos la dirección de correo principal, así como todos los alias que tenemos para nuestro usuario. Desde aquí podemos editarlas, e incluso agregar nuevas direcciones de correo. Como vemos, podemos hacer que esta dirección sea de respuesta. Si marcamos aquí, cada vez que el usuario responda un correo lo hará a través de esta dirección. Esto puede sernos de utilidad cuando queremos responder a través de una dirección genérica. Por ejemplo, Información, Comercial o Similares. Pasamos a las Características del buzón. Aquí encontraremos la asignación de una serie de directivas. La primera de ellas es la Directiva de Uso Compartido. Esta directiva nos permite controlar la manera en que los usuarios de una organización comparten el calendario y la información de contacto con los usuarios externos a la organización de Exchange. A continuación encontramos la Directiva de Asignación de Roles. Esta directiva especifica los roles de control de acceso basado en roles que se asignan al usuario y controlan la configuración de buzón y de grupos de distribución específica que los usuarios pueden modificar. Pasamos a la Directiva de Retención. Esta directiva permite controlar cuánto tiempo mantener los elementos de los buzones de correos de usuarios y definir qué acción realizar en los elementos que han alcanzado cierta edad. Esto nos sirve, por ejemplo, para archivar los elementos antiguos. Por último, tenemos la Directiva de la Libreta de Direcciones. Esta directiva nos va a permitir segmentar a los usuarios en grupos específicos para proporcionar vistas personalizadas de la libreta de direcciones. El propósito de esto es crear organizaciones virtuales dentro de nuestro Office 365. De forma que cada organización virtual parecería básicamente independiente de la otra. Esto nos permitirá realizar una separación lógica de nuestros usuarios. Lo que ocurriría es que los usuarios que tuviesen directivas de libretas de direcciones distintas, no se verían entre sí en la libreta de direcciones. Avanzamos hacia toda la parte de Gestión de Telefonía y Voz y encontramos que la Mensajería Unificada está por defecto deshabilitada. Esto lo habilitaremos, por ejemplo, si usamos Buzones de Voz. A continuación, pasamos a toda la gestión de Dispositivos Móviles donde podemos habilitar y deshabilitar Exchange Activesync. Exchange Activesync, es el protocolo que nos va a permitir comunicarnos entre nuestro dispositivo móvil y nuestro servidor de Exchange Online. Aquí podemos deshabilitar también Outlook Web App para aquellos dispositivos que accedan a través de este método. Llegamos a la parte de Conectividad del Correo. Aquí podemos habilitar o deshabilitar el Outlook basado en la web. Por defecto, siempre lo tendremos habilitado. También aquí podremos deshabilitar el acceso por IMAP por POP o por MAPI. Esto nos sería de utilidad, por ejemplo, si hiciésemos que solo nuestros usuarios pudiesen acceder a través de la aplicación de Escritorio de Microsoft Outlook. En ese sentido, lo que tendríamos que hacer sería deshabilitar toda la posibilidades de conectividad a excepción de MAPI. Si se trata de un usuario externo al que solo queremos brindar acceso a través del dispositivo móvil, podríamos hacer lo mismo y dejarle solo habilitado Exchange Activesync. Tenemos aquí la Retención por Juicio. Esta función se reserva generalmente para situaciones de litigio. No obstante, hay escenarios donde conviene tenerlo habilitado. Realmente lo que vamos a hacer habilitando esta retención es preservar los elementos de buzón que han sido eliminados y registrar todas las modificaciones que se han realizado a estos elementos del buzón. Una vez que se habilita, quedará registrada la fecha de retención quién ha sido el que ha activado esta característica, es decir, quien lo ha retenido. Le podemos poner una nota, así como una URL que nos lleve a tener más información del porqué se ha dado esta situación. Para concluir, vamos a la parte de Flujo de Correo. Aquí podemos habilitar el reenvío y establecer también un límite de destinatarios. Vamos a Miembro de. Aquí veremos todos los grupos de distribución que incluyen a nuestro destinatario. Como se puede observar aquí no podemos hacer nada más que informarnos, ya que la pertenencia de grupos no se gestiona desde el buzón. En Sugerencia de Correo Electrónico encontramos un mensaje que nos aparecerá cuando enviemos un correo a esta persona. Puede contener hasta un máximo de 165 caracteres. Por ejemplo, podré poner "No molestar". De esta forma, cuando me envíen un correo electrónico aparecerá esta sugerencia de correo en Microsoft Outlook. Por último, llegamos a la Delegación de Buzones. Aquí podemos dar permisos de Enviar como donde una persona que deleguemos, puede enviar haciéndose pasar por nosotros Es decir, que aunque lo haya enviado a otro la dirección de la que proviene el correo que reciba el destinatario será la de este buzón. Tenemos también el Enviar en Nombre de que podríamos decir que es una versión reducida de la anterior. En este caso, tenemos un delegado que puede enviar un correo en nuestro nombre pero siempre aparecerá su dirección origen. Finalmente, encontramos el Acceso Completo. Cuando damos permisos de acceso completo a otro usuario, este va a poder actuar con nuestro buzón como si fuese el propietario. Es decir, que podrá quitar, poner, mover, borrar elementos, enviar en nuestro nombre y, por consiguiente, heredará también la posibilidad de Enviar como. Mi consejo es que, salvo casos de extrema necesidad, nunca otorguemos permisos a nadie de acceso completo al buzón de otra persona.

Office 365 esencial: Administración

Aprende a configurar Office 365 de una manera eficiente a partir de sus tres ejes: Sharepoint, Exchange y Skype, pero con otras muchas aplicaciones disponibles.

2:40 horas (27 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:8/09/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.