Comunicación interpersonal

Adáptate a cada comunicación

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1218 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Siempre eres tú, como emisor, el que debe de adaptarse, de preguntar, de asegurarse de que se ha transmitido el mensaje y de hacer que se entienda y que se adecúe al auditorio, porque no olvidemos que ese es el objetivo final, que el mensaje llegue al otro satisfactoriamente.

Transcripción

Cuando te comunicas, el que se tiene que adaptar eres tú, no tu interlocutor. Acabo de hablarte otra vez de la noción de "feedback", ¿por qué debes hacer caso de ese "feedback"? Porque si quieres transmitir un mensaje o producir un efecto la responsabilidad es toda tuya. No culpes nunca a tu interlocutor si no entiende lo que dices, esa postura es muy fácil. Es un poco como si un psicólogo culpase a su paciente de no querer cambiar, de resistirse a la terapia a pesar de todos los esfuerzos del terapeuta. Esa es la postura fácil. Siempre eres tú, como emisor, el que debe adaptarse, preguntar, asegurarse de que ha transmitido el mensaje y de hacer que se entienda y que se adecue al auditorio. Si vas de diva y no quieres cambiar, culpando al público, al interlocutor, no es solo que estás siendo negativo y rígido con tu actitud, sino que, lo principal: no consigues tu objetivo. ¿Qué prefieres: sentirte incomprendido y víctima, sin poder comunicarte como quieres, o ser capaz de transmitir un mensaje aunque te tengas que replantear las cosas? Es cierto que te puedes encontrar con interlocutores que quieren conscientemente ponerte piedras en el camino, pero incluso en esos casos, si cambias de actitud, ellos también van a cambiar, algo va a cambiar en la relación. Es un principio que observamos todo el tiempo en sistémica. Por tanto: "feedback". El "feedback" es sin duda más importante en la comunicación humana que en la comunicación entre máquinas –es el primer objetivo de Shannon y Weaver, como recordaremos–, pero es aún más importante porque los humanos son subjetivos, su uso de la lengua e incluso del lenguaje no verbal a veces es aproximativo. Las palabras, las unidades de sentido con las que nos comunicamos, las entienden los individuos de manera diferente, y nunca estaremos 100 % seguros de interpretar correctamente los signos no verbales. Es lo que hace que en la comunicación cara a cara es poco habitual que el canal plantee problemas. Normalmente, lo que lo plantea es el código del mensaje en sí mismo. El código de la comunicación humana es la lengua o más bien, el lenguaje. La lengua en sí misma, pero también el lenguaje no verbal; hablaremos de nuevo de ello. Muy pocas veces nos comunicamos basándonos en el diccionario para ponernos previamente de acuerdo acerca del sentido de cada palabra. Una conversación al completo puede desarrollarse sobre bases completamente vagas, luchando con palabras o conceptos que cada uno interpreta de manera diferente, sin ponerse de acuerdo en el sentido que se les atribuye. Es por todas estas razones que hay que prestar atención al "feedback". Hay que garantizar que las palabras tienen el mismo sentido para tu interlocutor, que el mensaje se ha entendido con el sentido que quieres transmitirle y no al revés. Además, no siempre se puede seguir el lenguaje humano al pie de la letra, a veces el mensaje que quieres transmitir no es el que se explica explícitamente, sino aquello que se sobrentiende. Si te digo: ¿queda arroz? No te pregunto verdaderamente si queda arroz, te pregunto si me quieres dar. Los sobrentendidos, lo que implica la comunicación, hacen que el acto de comunicación sea aún más difícil, subjetivo y sujeto a la interpretación. De hecho, podemos decir que es la interpretación del receptor la que constituye realmente la comunicación y no lo que tú, el emisor, piensa o cree haber comunicado. Así que hay que fijarse en el "feedback" siempre para asegurarse de que habláis de las mismas cosas y que comprendéis lo mismo.

Comunicación interpersonal

Aprende a comunicarte de una manera eficaz, para lo que es importante tanto expresarse bien como interpretar las respuestas y reacciones de nuestro interlocutor.

Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:20/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.